Cambios profundos

- 10 de junio de 2019 - 14:16

El llamado al diálogo nacional es un buen inicio, pues  la oportunidad que tiene el Gobierno es grande, pero no puede quedarse solo en  reuniones, sino que debe transcender a propuestas en firme y consensuadas que permitan resolver los problemas del país.

Por eso la lucha contra la corrupción es tarea de todos. Es hora de que Gobierno, Asamblea, académicos, ciudadanía y el sector productivo trabajen juntos para erradicar este mal que carcome a la sociedad. 

Desde el sector empresarial trabajamos en promover la adopción de políticas anticorrupción en las diferentes empresas, y el uso de reglas y herramientas que lo combatan. 

Consideramos que el éxito en este trabajo es no llenarse de denuncias, sino trabajar en acciones preventivas.

La lucha contra la corrupción es una labor de enormes proporciones y es por ello que estamos comprometidos a seguir impulsándola y creando una mayor alerta en el mundo corporativo en general; sin embargo, hay que reconocer que nuestros gobiernos, funcionarios públicos y actores de sociedad civil juegan también un rol fundamental en ello.

No deben tener una actitud pasiva en cuanto a políticas y acciones  preventivas. Hay que demostrar al mundo que Ecuador es un mercado confiable para inversiones, y el trabajo en normativa es prioritario. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: