Punto de vista

Alternativa de tratamiento de agua residual de mataderos municipales

- 22 de julio de 2016 - 00:00

Si bien la reducción en el precio del petróleo ha provocado que este recurso natural sea más asequible, la búsqueda de nuevas tecnologías o métodos que puedan suplir o desplazar el empleo del denominado oro negro, no ha parado. El uso de biomasa para producción de biogás, que es una mezcla gaseosa formada de metano y dióxido de carbono, es una opción prometedora ya que aprovecha la materia orgánica con fines energéticos.

La biomasa se puede encontrar en diversas fuentes orgánicas, las más conocidas son desechos de comida o heces de ganado. Sin embargo, existen otras fuentes como el agua residual producida en los denominados mataderos o camales que contienen materia orgánica altamente aprovechable para la producción de biogás.

El proceso de convertir biomasa a biogás es relativamente sencillo, se aísla la materia orgánica en ausencia de oxígeno y se deja descomponer, esto se denomina biodigestión anaerobia. Para ello se utilizan estructuras de diversas formas y volúmenes llamadas biodigestores. Esta alternativa es muy versátil ya que se adecua a las cantidades de desechos generados y tiene la ventaja de ser modular si las necesidades de tratamiento incrementan.

Los biodigestores de acuerdo a su diseño, estructura, volumen y tecnología pueden ser de alto o bajo costo, en general poseen una cámara para tratamiento de los desechos, un dispositivo para salida y posterior recolección del biogás generado y válvulas para control de la presión. En el caso del tratamiento de aguas residuales de un camal se puede utilizar del tipo tubular (forma de salchicha), este diseño es de fácil construcción e implementación.

El proceso de biodigestión consiste en introducir la biomasa residual en la cámara de tratamiento, aquí las bacterias de la materia orgánica realizan procesos biológicos y químicos para permitir la generación de biogás; la ventaja de utilizar este tipo de tecnología es que las bacterias pueden trabajar a condiciones ambientales y no necesitan de entornos específicos o extremos para la transformación de la materia antes mencionada.

Cuando se ejecuta un proceso de biodigestión se requiere de tiempo para que las bacterias puedan realizar su trabajo, el mismo puede tardar entre 15 y 45 días, dependiendo del volumen de material orgánico que se desea tratar. Para tener un biodigestor funcionando y produciendo biogás es necesaria la disponibilidad de residuos orgánicos, heces de ganado y agua. El mantenimiento depende de la complejidad de las estructuras, los biodigestores más sencillos y de uso familiar deben ser protegidos de condiciones ambientales extremas como la caída de granizo, daños provocados por animales o personas, fenómenos naturales; los más complejos y de mayor costo requieren incluso el uso de equipos instrumentales para su monitoreo y control.

Usar esta técnica de tratamiento en un camal o matadero municipal permite gestionar de mejor manera los residuos y que el impacto ambiental sea menor al eliminar las aguas utilizadas en los procesos de faenamiento, limpieza y desinfección. También, se evita que las descargas realizadas a la red de alcantarillado público o a cuerpos de agua traigan consecuencias directas o indirectas a la salud, convirtiéndose en una alternativa apegada a los parámetros establecidos en legislación ambiental para el tratamiento de aguas.

La manera para establecer un sistema de biodigestión de este tipo en un camal, es específica para cada caso, por ello es necesario analizar la mejor combinación que permita el tratamiento máximo de desechos, a partir de un proceso riguroso de investigación científica.

En el Instituto Nacional de Eficiencia Energética y Energías Renovables (INER) se estudia el aprovechamiento energético del biogás generado a través de este método, que puede usarse en calderas para la generación de vapor y calentamiento de agua para sanitización, lo que implica una reducción en el uso de combustibles de origen fósil, una gestión sostenible de los desechos del camal y la reducción del impacto ambiental. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: