2002: Dos caras de Ecuador en la Copa

- 15 de junio de 2018 - 00:00

El Mundial de Corea-Japón vio debutar a Ecuador, que en el grupo G se estrelló –como Augusto Poroso– con Christian Vieri. El marcador fue un golpe de realidad: 0-2. El segundo partido era la “Tri” contra el “Tri”. México había vencido a Croacia por 1-0, pero los balcánicos se recuperaban con su victoria 2-1 ante Italia, con goles de Ivica Olic y Milan Rapajc. El equipo del “Bolillo” Gómez podía igualar en puntos con todos. A los 5 minutos, un gol del “Tin” Delgado nos hizo soñar.

Pero el entrenador ya había advertido:  “Al Mundial vamos a aprender”. Y la “Tri” aprendió con dolor. Borghetti y Torrado dieron la vuelta. Perder 2 partidos es como estar eliminado, pero haciendo cálculos, el país se dio cuenta de que había una leve oportunidad de ir a octavos, venciendo a Croacia, tercera en 1998.

En el tercer partido, Álex Aguinaga, quien fue sin su melena –había prometido que se la quitaría si clasificaba–, ingresó a los 40 minutos. A los 3 del segundo tiempo, un centro de De la Cruz encontró a Delgado, quien cabeceó hacia atrás, por donde venía Édison Méndez para marcar el gol de la primera victoria ecuatoriana en un mundial. Aunque Aguinaga no participó en esa jugada, el “Güero” fue vital para sacar una pelota croata de la línea de gol. Al final, un empate italiano selló la eliminación de Ecuador, pero la “Tri” se fue del Mundial por la puerta grande. Aunque fue último en su grupo, quedó apenas un punto por debajo del segundo.

La otra cara de Ecuador fue la de Byron Moreno. Tras debutar sin sobresaltos en el EE.UU. 3-2 Portugal, el árbitro pitó el Corea-Italia de octavos. Luego de ser severo con los italianos y permisivo con los coreanos, Moreno expulsó a Totti por una simulación que en realidad fue falta. La polémica se recrudeció cuando otro árbitro anuló dos goles españoles en cuartos favoreciendo también a Corea. 

No solo Ecuador debutó. Lo hicieron también China, Eslovenia y Senegal, que entró con gloria al vencer en el partido inaugural a la campeona, Francia. Senegal llegó a cuartos, donde la sorprendente Turquía la eliminó con el último gol de oro en un mundial. En semifinales, el equipo de Hakan Sukur acabó su camino ante Brasil. Ronaldo estaba imposible, como demostró con los dos goles que le hizo a Alemania en la final. (O) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: