El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Sáb.19/Jun/2021

Política

Tendencias
Historias relacionadas

Paz para el mundo y el pueblo saharaui

23 de diciembre de 2020 00:00

Pese a la pandemia, algunas guerras recrudecen. En septiembre reinició el conflicto en Nagorno-Karabaj; un mes más tarde, con la mediación de Putin, Armenia y Azerbaiyán acordaron el alto el fuego. En noviembre, Marruecos invadió el Sahara Occidental reactivando un viejo enfrentamiento.

A inicios de los 60, la ONU declaró que las colonias son la negación de los derechos humanos y comprometen la causa de la paz, y reconoció el derecho a la autodeterminación de los pueblos.

Hasta 1976, el Sahara Occidental fue una provincia española en África. La insurgencia del Frente Polisario como movimiento de liberación, la agonía de Franco y la necesidad de Juan Carlos de Borbón de contar con apoyo internacional para su proclamación como Rey, así como la invasión marroquí a esos territorios conllevaron a la suscripción de un acuerdo tripartido en que España entregó dos tercios del Sahara Occidental a Marruecos y un tercio a Mauritania. 

Los grandes ausentes del acuerdo fueron los saharauis. Años antes, la ONU había aprobado la convocatoria a un referéndum de autodeterminación que España, como potencia administradora, había aceptado. Meses antes, el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya había condenado las pretensiones de Marruecos y Mauritania sobre el Sahara Occidental.

En este contexto, el Frente Polisario constituyó la República Árabe Saharaui Democrática que cuenta con el reconocimiento de decenas de países, entre ellos, Ecuador; también, inició la resistencia por su autodeterminación. A fines de los 70, Mauritania renunció a sus pretensiones.

En 1991, el Consejo de Seguridad de la ONU estableció la Misión para el referéndum en el Sahara Occidental y, el Frente Polisario y Marruecos acordaron el alto el fuego. Tras casi dos décadas, en octubre, los saharauis bloquearon las carreteras en protesta por el incumplimiento del prometido referéndum, Marruecos invadió.

El pasado 10 de diciembre, Trump reconoció la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental con la condición del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Rabat y Tel Aviv. La tensión entre los árabes crece.

Así, el mundo tiene una deuda histórica con la causa de la paz y el pueblo saharaui.

Contenido externo patrocinado