El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Vie.23/Jul/2021

Política

Tendencias
Historias relacionadas

El Partido Social Cristiano perdió

08 de junio de 2019 00:00

El Partido Social Cristiano - Madera de Guerrero volvió a unirse con la Revolución Ciudadana para una votación específica. Esta vez se trató del juicio político a la excanciller, actualmente presidenta de la Asamblea de las Naciones Unidas (ONU), María Fernanda Espinosa.

Pero esa alianza se quedó en el pasillo parlamentario porque los correístas les dieron la espalda, se abstuvieron y no cumplieron con su palabra. El PSC-MG perdió nuevamente por apostar a los revolucionarios que no tienen credibilidad. Ellos transaron el voto a favor de la censura de Espinosa a cambio de que el PSC-MG no mencione nada sobre el caso Assange.

Así el partido del exalcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, se quedó sin votos y sin decir nada sobre una de las principales razones del juicio político contra la exministra de Relaciones Exteriores. El PSC-MG perdió en doble vía: la primera por ese acuerdo coyuntural con la Revolución Ciudadana, cuyo descrédito político es inmenso por negar el reguero de corrupción que dejó el gobierno de Rafael Correa.

La segunda por callar en el plenario las irregularidades en la naturalización del hacker australiano que fue el huésped incómodo en la Embajada de Ecuador en Londres. Es incompresible que el PSC-MG haya negociado de esa manera con la bancada de Correa.

Pero no es la primera vez que lo hace en una Asamblea llena de minorías y en la que es necesario contar con los votos de los otros bloques. La vez anterior el partido de la actual alcaldesa del puerto principal y excandidata presidencial, Cynthia Viteri, se unió con la Revolución Ciudadana para conseguir la presidencia de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores, cuya titularidad la mantienen hasta ahora, con Taiano Andrade.

En esa ocasión tampoco se vio bien esa alianza que torpedeó el acuerdo entre el oficialismo, CREO, el Bloque de Integración Nacional (BIN) y la Bancada de Acción Democrática Independiente (BADI) para las presidencias y vicepresidencias de las comisiones legislativas.

¿Por qué en lugar de unirse a ellos, busca a una organización política desgastada por 10 años de abuso de poder y de autoritarismo? EL PSC-MG quiere desmarcarse de cualquier apoyo al Gobierno porque ya planifica las  elecciones nacionales del 2021. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado