El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.18/Abr/2021

Política

Tendencias
Historias relacionadas

El futuro del Dólar

09 de marzo de 2021 00:00

En 1971, Richard Nixon rompió los pactos financieros adquiridos en los Acuerdos de Bretton Woods en 1944 y dejó al dólar flotar libremente sin la necesidad de un respaldo metálico.  Para ese entonces más del 50% de las reservas pecuniarias del mundo se las mantenía en dólares y ¾ partes de las transacciones comerciales se las realizaba usando este instrumento. Esto denota no solo el poder que mantuvo y sigue manteniendo el dólar, el cual hasta la actualidad cumple con el rol de ser la reserva de valor estandarizado y el medio de intercambio para las transacciones globales, sino que también revela que lo que respalda su valor es la confianza global.

Empero, desde el año 2000, se comenzaron a negociar acuerdos bilaterales entre estados para prescindir de su uso. A su vez, la crisis del 2008, profundizó las preocupaciones globales sobre el futuro del dólar como la key currency. Esto ha derivado en que metales save heaven y las criptomonedas se revaloricen. Lo que ha desencadenado en cambios en las políticas monetarias de las potencias alrededor del mundo, que están tratando de contrarrestar el uso de criptomonedas descentralizadas, mediante aquellas producidas y respaldadas por sus bancos centrales.

Esto nos hace pensar sobre el panorama del dólar en el Ecuador. Recordemos que existen 9 estados que lo mantienen como su moneda oficial, o en su defecto, su moneda está pareada con el mismo. En el caso ecuatoriano, esta moneda fue adoptada en el año 2000. Desde ese entonces, se ha convertido en una de las instituciones más sólidas del país, generando estabilidad en los precios y seguridad financiera para los ahorristas.

Más allá de pensar dicotómicamente en fortalecer o sustituir al dólar, hay que ser conscientes de los contextos temporales. Por ahora, el valor del dólar sigue intacto, a pesar de que la Fed inyectó más de un trillón de dólares en la economía estadounidense. Esto nos hace entender que las reglas que encarnan el comportamiento del dólar son excepcionales y que continuará proveyendo la estabilidad mencionada. En un panorama global lleno de incertidumbres, quienes manejen la política monetaria del Ecuador, tienen que omitir doctrinas y basarse en el pragmatismo para generar estabilidad en la economía local. Asimismo, en un largo plazo, hay que mantener flexibilidad para afrontar los fenómenos financieros globales venideros.

 

Te recomendamos

Las más leídas