Transición 2017

Las divisiones internas de la derecha guayaquileña se ahondan

- 12 de mayo de 2017 - 00:00
El alcalde Jaime Nebot, durante un recorrido de obras. La autoridad reavivó las críticas contra Guillermo Lasso.
Foto: José Morán / EL TELÉGRAFO

Nuevas críticas formuló el burgomaestre contra el líder del movimiento CREO. Dijo que los votos que obtuvo en Guayaquil fueron por el apoyo del PSC.

Las discrepancias entre el alcalde de Guayaquil Jaime Nebot; y el excandidato presidencial Guillermo Lasso se ahondan. Así se evidenció en el programa de internet Castigo Divino, la semana pasada, donde la autoridad municipal nuevamente arremetió contra el líder del movimiento CREO.

En ese espacio, conducido por Luis Eduardo Vivanco, Nebot se refirió a diversos tópicos, como su trajinar político, su perspectiva sobre el futuro gobierno, las críticas al  mandatario Rafael Correa y hasta aspectos personales.

En las casi dos horas de tertulia, nuevamente se refirió al tema electoral, donde enfatizó su distanciamiento con Lasso,  cómo se originó y la relación actual.

Según el Alcalde, el resquebrajamiento de la amistad se profundizó debido a lo que calificó como “suspicacias” que se generaron mucho antes de la denuncia de supuesto fraude en la segunda vuelta electoral “cuando inventaron (partidarios de CREO) la cuestión del compromiso con el Gobierno”.

Recalcó que, sin pedir nada a cambio, la noche en que finalizaba la primera vuelta expresó su apoyo a la candidatura de Lasso para la segunda vuelta; y cuando se anunció el resultado del exit poll de Cedatos y (Lasso) creyó que había ganado, hubo hasta agradecimientos al PSC.

Pero esto se desvaneció con lo que llamó “la aventura del fraude”; en ese contexto sostuvo que quien tenía la obligación de probar una supuesta irregularidad era el denunciante y “si tenían un control electoral gigantesco, (...) si tenían 41.000 actas, por qué no las exhibieron, por qué no las impugnaron, por qué no las confrontaron con los resultados del CNE, por qué presentaron 4.000 actas que resultaron iguales virtualmente a lo que se había publicado”.

Insistió en que si se demostraba el supuesto fraude, él estaba dispuesto, “con la antorcha de la libertad en la mano a acompañar al pueblo a reducir a cenizas el Consejo Nacional Electoral, pero yo no puedo hacerlo por suposiciones”.

Tras afirmar que incluso, Lasso y la dirigencia de CREO rechazaron la ayuda que el PSC les iba a brindar dijo: “¿hasta cuándo pagamos pendejadas políticas, no novatadas políticas?”

Acto seguido admitió que él tiene  un problema personal con Lasso pero nunca comprometió esa decisión con lo que a su criterio, era jugarse el futuro del país, por eso hasta votó por esa opción.

Añadió que el excandidato pasó del 22% al 53% de la votación en Guayaquil, por los sufragios que logró Cynthia Viteri en la primera vuelta. “Hay un análisis que se hizo, no nuestro, que el 92% de nuestra votación fue a Guillermo Lasso, por la acción de convencimiento en los barrios por parte nuestra, la empresa privada y la empresa política no son iguales, en una empresa privada se ordena, en la política se convence y eso hicimos nosotros”.

Tras afirmar que no le daría la mano, enfatizó que Lasso pudo haber sido el candidato de la Unidad, pero no lo fue porque “un buen día, sin motivo, dijo que no iba a tener ningún acercamiento con los socialcristianos”.

Sobre estas declaraciones, hasta el momento no se ha pronunciado el excandidato presidencial, ni dirigentes como César Monge; este último ayer se encontraba en Santa Elena en reuniones con partidarios.

Solamente el dirigente Aparicio Caicedo, en un artículo publicado en 4Pelagatos hizo un cuestionamiento al Alcalde, pero relacionado con el tema Cabify. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: