La elección del liderazgo de la ecuarunari fue definida por una diferencia de 15 votos

Pachakutik tiene 2 precandidatos y la Conaie prepara plan de gobierno

- 31 de mayo de 2016 - 00:00
Dirigentes del Movimiento Pachakutik y de la Conaie durante una movilización por las calles de Quito.
Foto: Daniel Molineros/El Telégrafo

Desde enero pasado han surgido divisiones en el movimiento indígena de oposición. Sus dirigentes aseguran que las discusiones son normales.

“No hay división en las bases del movimiento indígena”, aseguran dirigentes de este sector al ser consultados. Pero ya sin los micrófonos y grabadoras, los dirigentes admiten que las posturas políticas y discrepancias están presentes previo a la designación de los precandidatos a  las elecciones presidenciales y legislativas de 2017.

Recientes hechos dentro de las bases y de la propia dirigencia indígena, entre sus organizaciones afines como la Ecuarunari, muestran la división. De eso da cuenta, por ejemplo, la reunión que se desarrolló en Cuenca (Azuay) el 19 de enero pasado.

Marcelino Chumpi, prefecto de Morona Santiago por Pachakutik (PK), se reunió con Ramiro González, líder del partido Avanza; con Jaime Nebot, alcalde de Guayaquil (PSC); y con Paúl Carrasco, prefecto de Azuay. En la cita, Chumpi justificó su presencia en nombre de la diversidad. “En este Ecuador plurinacional debemos converger todos”. Emitió comentarios contra la dirigencia de Pachakutik, que reprochaba sus diálogos con esta ‘Unidad’. “Si mis compañeros no quieren mojarse el poncho, yo sí lo hago”.

Días después ocurrió la accidentada reunión de la oposición, por iniciativa de Pachakutik. El objetivo de la entonces coordinadora, Fanny Campos, era consolidar las fuerzas políticas opuestas al Gobierno, entre ellos, PSC-Madera de Guerrero, Avanza, Suma, CREO, Concertación, etc.

La cita terminó en altercados. El diálogo plural que planeó Campos, con Salvador Quishpe, prefecto de Zamora que ahora es precandidato a la Presidencia de la República, fue interrumpida por Jorge Herrera, titular  de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

La asambleísta Lourdes Tibán (PK), quien también es precandidata presidencial, minimizó estos hechos. El jueves pasado, al terminar una de las primeras reuniones para debatir el plan de gobierno que la Conaie entregará a su brazo político, la legisladora aseguró que son diferentes puntos de vista, pero que siempre sale adelante una fuerza en común.

Elecciones de la Ecuarunari

La división nuevamente se evidenció en la elección del liderazgo de la Confederación de Pueblos de la Nacionalidad Kichwa del Ecuador (Ecuarunari). Carlos Pérez Guartambel fue reelecto en esas funciones hasta mayo de 2019.

Él venció a Medardo Chimbolema, quien se desempeñó como coordinador de Pachakutik y fue líder de la Federación de Organizaciones Indígenas de Bolívar. Los resultados arrojaron una diferencia mínima de 275 votos sobre 260, a favor de Pérez Guartambel.

En declaraciones a los medios de comunicación, el presidente reelecto cuestionó el respaldo para su oponente. Y advirtió que desde la Ecuarunari jamás apoyarán a candidatos como Guillermo Lasso, Jaime Nebot, Jorge Glas o Lenín Moreno. Pero su coiderario Chumpi mantuvo reuniones con los dos primeros personajes.

Frente a ese panorama, Chimbolema negó divisiones. Y reiteró que siempre hay varios puntos de vista dentro de las bases.

Por eso el exdirigente no se prestará para fraccionar el movimiento. “Las divergencias internas son normales en procesos socio-organizativos. Pero no significa un fraccionamiento indígena”. Sin embargo, Chimbolema opinó que para estructurar un plan de gobierno se requiere una amplia participación que no quede simplemente en la Conaie.

Pérez también minimizó los acontecimientos. Para él, las divergencias que se derivaron en la  contienda electoral por la Ecuarunari fueron  “simples afectos” con determinados candidatos.

Contó que una vez que terminaron las elecciones fue felicitado por Chimbolema y otras personas que lo apoyaron. “Son solo situaciones secundarias. El horizonte que nos une es más fuerte que algún matiz de características de liderazgo”.

Pérez destacó que, incluso, en los próximos días se mantendrán reuniones con el nuevo consejo de la Ecuarunari para sacar adelante la agenda de operatividad de los mandatos que estableció el V Congreso del organismo. El miércoles se invitó al Consejo del Gobierno de la Conaie y de PK, además de los asambleístas, para articular las nuevas acciones.

Herrera, por su parte, sostuvo que las estructuras sociales del sector indígena están de pie y que si hubiera alguna división, los causantes no serían sus dirigentes. Culpó al Gobierno de querer dividir a la Conaie y sus organizaciones.

Tensión histórica

Para el analista político Jorge Cobos, no son extrañas las discrepancias entre los indígenas, especialmente en épocas cercanas a las elecciones. A su criterio, esta situación se origina por una tensión histórica desde dos aristas. La primera busca mantener el movimiento como una expresión política que incluya agrupaciones indígenas y que se amplíen las organizaciones sociales. La segunda tiene que ver con el rol que cumplen la Conaie y Pachakutik.

Cobos recordó que la Conaie desde mediados de la década del 90 se constituyó como una base y hasta una “columna vertebral” que ha abierto el camino para Pachakutik. El analista puso como ejemplo la convención organizada por Campos. Recordó que los dirigentes de la Conaie, incluso Ecuarunari, boicotearon el encuentro cuando las bases entraron al recinto gritando consignas contra la derecha.

“En este acontecimiento se evidenció que hay una fuerza, una tensión, que si bien sus dirigentes la niegan, está a la vista de todos”, sostuvo el analista. Por lo pronto, en Pachakutik hay dos precandidatos presidenciales: Lourdes Tibán y Salvador Quishpe. (I)

Candidatura de Ayala Mora recibe rechazos

Como un experimento de la oposición toman integrantes del Partido Socialista, al igual que militantes de izquierda, la postulación de Enrique Ayala Mora a candidato presidencial de las elecciones de febrero de 2017.

El fin de semana un grupo de 55 escritores y políticos hizo pública la propuesta a  Ayala Mora. En una entrevista a un medio impreso él dijo: “quisiera pensar un poco la cosa y luego quiero conversar con Marco Antonio Rodríguez y con algunos que han organizado esto para que mi respuesta no les parezca un desprecio”.

Ronald Verdesoto, secretario ejecutivo del Partido Socialista, recuerda que Ayala Mora fue expulsado de la agrupación el año pasado por no mantener los lineamientos y contravenir las normas internas de la agrupación política. A él le sorprende que entre quienes lo postulan hay gente de “extrema derecha”, por ello, recalca, la propuesta proviene de este sector. Considera que “tan solo es una postulación, pero que si se analiza la lista se puede ver a qué grupo económico representa cada persona que postula su nombre”.

Silvia Salgado, integrante del Partido Socialista, comparte ese criterio. Considera que el único interés es “apoyar a quienes se oponen” al Gobierno actual y “empujar para que incluso grupos de derecha lleguen a la segunda vuelta”. Dice que no solo es interés electoral, sino de la derecha que “podría escudarse en personajes, identificados de izquierda, para conseguir su fin”.      

Óscar Bonilla, secretario nacional de Acción Política de PAIS, considera que en el grupo que lo postulan hay artistas y literatos, “que son clásicos próceres de la vieja política”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: