Vicepresidente emprende ayuda tras aluvión

- 24 de marzo de 2019 - 00:00
El vicepresidente, Otto Sonnenholzner, se abrió paso entre la gran cantidad de lodo durante el recorrido de ayer; constató personalmente los daños.
Foto: Mario Egas / ET

Las lluvias y el deslizamiento de lodo y piedras dejaron casas, vías y carros afectados en el Pinar Alto, al norte de Quito. El Gobierno Nacional y local conjugan esfuerzos.

Un aluvión ocurrido el viernes 22 de marzo del 2019 en el Pinar Alto, al norte de Quito, puso en vilo a los moradores de dos barrios del sector y a las autoridades nacionales y locales. Desde varias carteras de Estado se movilizaron 1.000 efectivos para ayudar.

Aunque no hubo pérdidas humanas, ayer se seguían evaluando las pérdidas materiales. Entre ellas, 12 cuadras afectadas por la presencia de fango; 11 personas salieron de sus hogares para pernoctar en albergues; 10 vehículos quedaron enterrados; y 25 viviendas soportaron el ingreso de hasta 50 centímetros de lodo y una más quedó totalmente sepultada.

El vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, viajó ayer desde Guayaquil hacia Quito para constatar personalmente los daños y escuchar a los habitantes de los barrios.

En el recorrido y tareas de ayuda estuvieron funcionarios del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), Secretaría de Gestión de Riesgos, Ministerio de Obras Públicas (MTOP), Prefectura de Pichincha, Cuerpo de Bomberos, Patronato San José, Cruz Roja, Policía Metropolitana, Policía Nacional, el alcalde, Mauricio Rodas, y cadetes de la Escuela Superior de Policía.

Todos se reunieron en el Parque Central donde fue instalado un puesto de mando y un Comité de Operaciones de Emergencias. Las diferentes carteras acordaron acciones a seguir cronológicamente para tratar de superar el desastre.

“Estamos coordinando todas las acciones pertinentes para preservar la vida de los ciudadanos. Todos han sido atendidos y evacuados oportunamente”, explicó el Segundo Mandatario.

Rodas, por su parte, indicó que las causas del siniestro fueron naturales.

Relató que las lluvias del pasado viernes provocaron tres deslizamientos de material vegetal que afectaron la quebrada Pichincha, lo que dio como resultado el aluvión.

Como respuesta, el Municipio capitalino mantendrá activado el fondo de emergencia para ayudar económicamente a las familias que resultaron afectadas.

En cambio, el MTOP y la Prefectura de Pichincha ubicaron maquinaria pesada para remover los escombros y realizar labores de limpieza.

Según fuentes del MIES, entre las personas afectadas está un ciudadano con 80% de discapacidad y una mujer con el 68% de discapacidad intelectual, que vive sola en su casa.

Además registraron a 3 familias perjudicadas y adultos mayores.

Para las 14:00 de ayer, personal del MIES se comprometió a volver a los lugares afectados para hacer “un cruce social” que permita saber si los afectados ya reciben ayuda estatal o incluirlas en los actuales programas.

Entre sus acciones también está el coordinar con la Empresa Eléctrica y la de Agua Potable para reactivar los servicios básicos al sector. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: