Las aeronaves llegaron a completar 6.319,44 horas de vuelo en labores

Tres naves Dhruv dejarán de volar en Ecuador

- 15 de octubre de 2015 - 00:00
Fernando Cordero, ministro de Defensa, presentó el informe final sobre el incidente del helicóptero Dhruv, suscitado en Chongón, en enero del presente año. Foto: John Guevara / El Telégrafo

Las aeronaves llegaron a completar 6.319,44 horas de vuelo en labores

De forma unilateral y anticipada, el gobierno ecuatoriano dio por terminado el contrato con la empresa india Hindustan Aeronautics Limited (HAL), por la compra de 7 helicópteros Dhruv, suscrito en agosto de 2008.

Entre octubre de 2009 y enero de 2015, 4 de las 7 naves se impactaron en el país bajo diversas circunstancias. En los 2 primeros casos las juntas investigadoras detallaron que se trató de  falla humana (ver nota adjunta). La mañana de ayer, el ministro de Defensa, Fernando Cordero, presentó los informes técnicos por las 2 últimas tragedias, suscitadas en enero de este año, que no registraron fallecidos.

“A nuestro Gobierno le interesa que los temas que alteran la vida cotidiana de nuestro país tengan la más absoluta transparencia”, advirtió el funcionario.

Sobre el incidente del helicóptero Dhruv FAE 603, suscitado en el sector Chongón, en las afueras de Guayaquil, el 13 de enero de 2015, la Junta Investigadora de Accidentes Militares (JIAM) determinó que “la causa probable del accidente fue la presencia de oscilaciones (movimiento de un lado a otro de un cuerpo que está colgado) producto del mal funcionamiento de un componente del piloto automático”.

“Este tipo de accidente ha sido calificado como pérdida de control del vuelo e impacto con el agua”, añadió Cordero.             

Respecto al impacto del helicóptero Dhruv FAE 605, registrado el pasado 27 de enero, en Tena (provincia del Napo), la JIAM determinó que “la probable causa del accidente fue la falla del segmento 4 del eje que transmite la potencia a los motores al rotor (parte giratoria) de cola. Esta falla provocó la pérdida de control en vuelo por parte de la tripulación”.

La poca velocidad y altura que tenía el helicóptero en ese momento de esa operación y lo imprevisto del fallo no permitió que la tripulación intentase un aterrizaje de emergencia. Cordero indicó que luego de terminar el contrato, se debe seguir un proceso para subsanar las deficiencias. Para ello hay un plazo de 10 días. “Son temas complejos, seguramente tendremos reacciones (de la empresa HAL)”, estimó el funcionario.

Hasta el cierre de esta edición aún no había un pronunciamiento oficial de la compañía india.

Cordero recordó que el precio por el contrato fue de $ 45,2 millones y se les entregó -en su momento- un anticipo de $ 30 millones. El saldo de $ 15,2 millones se negoció para pagarlo en 10 cuotas iguales anuales y, debido al tiempo transcurrido, hasta este año, Ecuador debe de esas cuotas no pagadas $ 6’080.000.

Otro tema pendiente es el cumplimiento de las multas. El secretario de Estado explicó que la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), como administradora del contrato, sancionó a la empresa cada vez que detectó incumplimientos del convenio. Un ejemplo de ello fue la entrega de equipos para configurar un sistema de alerta y tráfico y evasión de colisiones.  

Además, no se cumplió con los parámetros en la entrega de un equipo de integración de sistemas en las pantallas de los helicópteros, un sistema de búsqueda automática, entre otros instrumentos.    

DATOS

El 5 de agosto de 2008
se concretó la compra de los 7 helicópteros Dhruv a la empresa india Hindustan Aeronautics Limited (HAL) por $ 45,2 millones.

La adquisición de las aeronaves para la FAE se inició el 4 de abril de 2007, luego de que el entonces Jefe de Estado Mayor, Rodrigo Bohórquez, solicitó comenzar con el trámite precontractual.    

De acuerdo a información del Ministerio de Defensa, en septiembre de 2009 se recibieron las primeras 5 de las 7 aeronaves. Un mes después se estrelló el primer helicóptero, durante un acto castrense.

Luego del primer accidente, el comandante de la FAE, Raúl Banderas, informó que los helicópteros Dhruv tenían más de 5.000 horas de vuelo y que los aparatos han cumplido acciones de rescate como apoyo en inundaciones e incendios.
Con esto, las sanciones que se han acumulado alcanzaron los $ 2’068.478. Este monto corresponde al 4,57% del valor total del contrato.

Debido a otra serie de incumplimientos por parte de la empresa, se registraron nuevas penalidades que suman el valor de $ 1’887.201. Esto significa que el cobro de seguros y de multas, por parte del Estado, alcanzaron los $ 3’955.679, que porcentualmente representa el 8,75% del valor total del contrato.

Un tercer tema por definir es el destino de las 3 naves, que dejarán de volar en el país, luego de los 2 últimos accidentes.

Aparatos quedarán en tierra

Cordero indicó que los helicópteros quedarán con operación suspendida. “Resolvimos mantener la suspensión indefinida de los 3 helicópteros que todavía están en nuestras manos, que son nuestros”, dijo.

El secretario de Estado reiteró que las indagaciones se realizaron tras una reestructuración de la Junta Investigadora de Accidentes.

Reiteró que antes del presente régimen, los miembros de las juntas se generaban dentro de la misma rama del elemento accidentado.

Esto quiere decir que estos helicópteros habrían sido investigados por la propia FAE. El presidente Rafael Correa hizo una modificación.

Ordenó que en las investigaciones de los Dhruv, los miembros de la Fuerza Aérea no participaran.

Fue así que en la investigación más reciente intervinieron la Aviación del Ejército, de la Marina y de la Dirección de Aviación Civil. (I)

Uno de los 4 accidentes dejó 3 muertos

De los 4 accidentes relacionados con los helicópteros de la empresa HAL, los 2 primeros se debieron a fallas humanas, según los informes emitidos por la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), luego de conocer los resultados de las juntas técnicas.

El primer incidente ocurrió con la nave Dhruv FAE-604, el 27 de octubre de 2009, durante una ceremonia militar en Quito.

El segundo, con el Dhruv FAE-601, el 20 de febrero de 2014, en la zona entre Alausí y Huigra, en la provincia de Chimborazo; 3 personas fallecieron.

Los familiares de las víctimas mortales recibieron su respectiva indemnización, de acuerdo a lo que establecía la póliza de seguros.

En cada caso la Junta Investigadora de Accidentes Militares (JIAM) atribuyó los incidentes al factor humano como causa de estas tragedias. Con ese precedente, la FAE continuó realizando operaciones aéreas con los helicópteros Dhruv.  

Fue así que se registraron 6.319,44 horas de vuelo en el cumplimiento de misiones de búsqueda, rescate, apoyo a la gestión de riesgos y evacuación aeromédica, entre otras. Luego de los accidentes de Guayas y de Napo (en enero de este año), se solicitó el apoyo de Francia y de Brasil.

Las cajas negras fueron enviadas a Estados Unidos, según indicó la FAE, para determinar las causas de las fallas, las cuales fueron técnicas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: