La transición digital es el camino para innovarse

- 28 de febrero de 2019 - 00:00
Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

Reducción de la tramitología, apoyo a los emprendedores y modernización constante de las empresas fueron los ejes de las conferencias desarrolladas en el evento tecnológico “Ecuador innovación digital”, efectuado este miércoles 27 de febrero en Quito.

La ecuatoriana Guadalupe Durán, quien tiene experiencia en la transición digital de las empresas, hizo un llamado de atención a toda la industria nacional para entrar en las nuevas reglas de juego que exige el mercado económico mundial.

Contó que en Estados Unidos entre 2010 y 2018 el 52% de las empresas tradicionales como Sears (cadena de tiendas) ya no existen. “Ellos no se renovaron como manda el mercado y la nueva visión de negocios los condenó para siempre”.

Durán cree que Ecuador es un país que aún no ha dado el salto a la innovación digital en la mayoría de sus campos. Reconoce que hay mentes brillantes y grandes emprendimientos; pero aclara que es necesario mejorar las políticas públicas para dar agilidad a los trámites de creación de empresas, así como al movimiento en las aduanas.

“La realidad actual muestra que en el sector público se invierte en solventar procesos burocráticos vs. potenciar las oportunidades empresariales. Nos mantenemos con conceptos políticos y financieros del pasado”.

Mencionó que solo el 51% de ecuatorianos tiene una cuenta bancaria, el 8,7% posee una tarjeta de crédito y solo el 9,7% compra por internet.

Además aclaró que el 70% de la población del país es millenials (nativos digitales) que se informan a través de redes sociales y compran por recomendación de conocidos; y que en Ecuador hay 18 millones de líneas celulares y una población de 17 millones.

“Los millenials van a tener hasta el 2020 más capacidad de compra y lo hacen cómodamente por internet y hacia allá se debe caminar”.   

Por su parte el chileno Sebastián Vidal destacó el éxito de la startup de Chile, el programa de emprendimiento más grande del mundo creado en 2010 y que ha financiado a más de 1.600 compañías en 50 países.

Vidal precisó que es necesario centrar la atención en las necesidades del innovador y brindarle financiamiento para ejecutar su proyecto.  

“El cambio cultural que se debe dar en Latinoamérica es atraer emprendedores internacionales a cada país e integrarlos con los empresarios locales y de esa manera generar un impacto directo y medible”.

Contó que la startup de su país la financia el Gobierno. “Nosotros colocamos el dinero en las manos del empresario en el 90% y no en programa, que es lo que normalmente ocurre”.

Otra experiencia exitosa es la de Parallel 18 creada en Puerto Rico como una necesidad ante la crisis económica que vivía el país. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: