Correa: "Quito ahora es capital del Sur"

05 de diciembre de 2014 - 13:56
Los mandatarios sudamericanos que acudieron a la inauguración del edificio de Unasur. Foto: John Guevara/ EL TELÉGRAFO.

El presidente Rafael Correa calificó como un "día histórico para Sudamérica y el planeta entero" a la inauguración de la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que se encuentra en la Mitad del Mundo (noroccidente de Quito). 

"Quito ahora es capital del Sur", dijo el Mandatario en el marco de la inauguración de la edificación. Señaló que con la nueva sede se concretan los anhelos y sueños de los libertadores Bolívar y San Martín; del Che Guevara, Salvador Allende, Hugo Chávez, Néstor Kirchner, entre otros, quienes aspiraron a una "América mestiza, libre y unida".

Correa señaló que el desarrollo es un problema esencialmente político y que "depende de quién manda en la sociedad: élites o grandes mayorías, el mercado o la sociedad".

El Mandatario agregó que "América vive un cambio de época, en donde se derrumba el poder de las élites por el poder popular".

Dijo que los jefes de Estado están obligados a honrar el heroísmo y consolidar la integración. "Estamos urgidos de unidad e integración, nuestro norte debe ser el Sur", agregó.

Sin embargo, mencionó que no hay tiempo por perder, porque en la demora está el peligro. "Hay fuerzas intrarregionales con estrategia de poder que no quieren la integración", dijo.

El Mandatario ecuatoriano señaló que una prioridad es la ciudadanía sudamericana.

Insistió en la necesidad de la paz en Colombia. "Presidente Santos, el corazón de Sudamérica está con usted, esperamos que pronto cese la violencia en Colombia".

Afirmó que la pobreza no es fruto de escasez de recursos, sino de sistemas injustos y excluyentes.

Recordó que si los países de Unasur se unen lograrían formar la cuarta economía más fuerte de Sudamérica.

"Unidos también podemos proteger a nuestros pueblos de un orden que no solo es injusto, sino inmoral", dijo.
Entre las prioridades de la Unasur, Correa insistió en la necesidad del Banco y Fondo del Sur, así como en mediano plazo contar con una moneda común y un sistema propio de pagos. Recalcó en la creación de un centro de arbitraje de Unasur. "Unidos seremos los que impongamos condiciones al capital internacional", subrayó.

Insistió que solo "unidos podemos defendernos del neoliberalismos y del injusto e inmoral orden mundial".

Correa recordó que el edificio de Unasur estará abierto a la comunidad.

Trabajadores que construyeron la sede de Unasur entregaron la obra a los mandatarios

Un grupo de trabajadores, que durante 2 años construyó la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), cortó esta tarde la cinta de inauguración de la obra y entregó partes de la cinta a los jefes de Estado de los 12 países miembros de la organización.

La sede de 17 mil metros de construcción está ubicada en la ciudad Mitad del Mundo (norocidente de la capital). Fue construida por el arquitecto Diego Guayasamín como un símbolo de libertad. 

En la cita, Cristina Fernández, presidenta de Argentina, develó el busto de bronce de su esposo Néstor Kirchner, quien fue designado como el primer secretario de la organización el 4 de mayo de 2010. Sin embargo, su fallecimiento el 27 de octubre de 2010 impidió que terminara su mandato. 

Además se lanzaron al aire globos blancos con las banderas de los 12 países miembros de la organización.
"¡Viva la Patria Grande!", gritó emocionado el presidente ecuatoriano, Rafael Correa. 

Los Niños Cantores del Pueblo interpretaron la canción Patria, con la cual emocionaron a los presidentes. 

En la inauguración de la sede de Unasur participaron 9 de los 12 presidentes de la organización, entre ellos Rafael Correa, de Ecuador; Nicolás Maduro, de Venezuela; Juan Manuel Santos, de Colombia; Horacio Cartes, de Paraguay, Dilma Rousseff, de Brasil; Evo Morales de Bolivia.

El canciller Ricardo Patiño señaló que en la sede se mezclan los sueños de los libertadores y se proyectan los anhelos de paz de los gobiernos más progresistas "y más respetados que ha parido nuestra América indígena, afrodescendiente, mestiza".

Recordó a los fallecidos expresidentes Néstor Kirchner, de Argentina y Hugo Chávez, de Venezuela, como constructores y arquitectos de Unasur. Reconoció también los esfuerzos integracionistas de Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil. 

"La única forma de salir del subdesarrollo es a través de instituciones como Unasur", dijo Patiño, quien destacó que la integración es la única forma de encontrar la soberanía.

Mauricio Rodas, alcalde de Quito, tras agradecer la presencia de los mandatarios sudamericanos, destacó estar orgulloso porque la capital ecuatoriana es la sede de un momento integracionista entre los países de la región.

"Para Quito es un orgullo ser la ciudad en donde se cristalizan todas estas aspiraciones. La ciudad en la que estamos avanzando en un ambicioso proceso de integración sudamericana".

El Burgomaestre recordó que la integración se realizó a través de gestas que han logrado superar las diferencias. De ahí que recordó que la capital ecuatoriana, a las puertas de celebrar los 480 años de Fundación, se convirtió en el escenario de un nuevo capítulo de la historia en común.

"Asume (Quito) con honor el desafío de ser la capital de la unidad de América del Sur", reiteró Rodas.

Samper pide paz para Colombia

Ernesto Samper, secretario de Unasur, agradeció al gobierno ecuatoriano por la construcción de la sede. Calificó al edificio como uno de los más modernos que se han edificado en el mundo. A su criterio, la obra "responde a una arquitectura con el espíritu libertario del inolvidable Guayasamín (...) Nos permitirá respirar libertad", dijo.

Samper manifestó sentirse orgulloso de ocupar el espacio que dejó Néstor Kirchner tras su fallecimiento.

El secretario de Unasur agregó que espera que el edificio de Unasur sea para las comunidades de la zona, en especial de los niños y jóvenes.

Agregó que Unasur nació para defender 3 principios: vigencia de los derechos humanos y justicia social, democracia y paz.

En el marco de la inauguración de la sede, Samper pidió al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que ponga todo su empeño en conseguir la anhelada paz para ese país. "Consiga la paz que no será de todos los colombianos, sino de todos los sudamericanos", le dijo al mandatario colombiano.

Presidenta de Argentina agradece por homenaje a Néstor Kirchner

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, resaltó su gratitud ante el presidente Correa, no solo por ser invitada al encuentro, sino también por el levantamiento de la estatua en honor a su esposo Néstor Kirchner, expresidente de esa nación.

Visiblemente conmovida, la primera mandataria recordó la imagen de su pareja: "con el saco desabrochado, el viento, la corbata, casi desaliñado".

La presidenta concluyó que fue una ironía la estatua levantada en su honor. Dijo que a Néstor nunca le gustaba estar en el medio. "En política solo los tibios están en el medio. Bueno, ha terminado en el centro del mundo", señaló.

Cristina Kirchner señaló que los países de la región del sur se han integrado de tal forma que reconocieron que el mandato político, económico y social se hace desde la región suramericana. "Son nuestros pueblos los que nos van a recordar si es que merecemos figurar en su recuerdo", concluyó.

También mencionó su orgullo por el edificio que cuenta con una impresionante infraestructura. Por ello recordó que primero se constituyeron hombres y mujeres que, elegidos democráticamente por sus pueblos, iniciaron una construcción diferente a las distintas organizaciones multilaterales.

La presidenta recordó algunos instantes de la historia en la región, con los cuales se ha demostrado su lucha por la democracia. Citó como ejemplo la unión de los países para detener el golpe contra el presidente Evo Morales, en Bolivia; la convocatoria que hubo en la capital argentina de Buenos Aires, para rechazar el intento del golpe de Estado contra el presidente Correa, en septiembre de 2010.

"Nos convocamos para defender el gobierno de Rafael Correa, que quería ser derrocado por un golpe suave. Esta vez, no de fuerzas armadas, sino de fuerzas policiales", dijo.

Reiteró que esa construcción tuvo su coronación cuando Hugo Chávez, presidente de Venezuela, Juan Manuel Santos, mandatario de Colombia y Néstor Kirchner consolidaron la paz definitiva entre Venezuela y Colombia.

"Los cimientos de esta construcción no son sólidos por el cemento, por los ladrillos. Son sólidos porque están construidos desde la historia", finalizó.

 

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: