El presidente rafael Correa dirigió por 30 minutos los debates en la ONU

“Superar la pobreza es imperativo moral de la humanidad”

- 28 de septiembre de 2015 - 00:00
El presidente Correa habló ayer en el Foro de Desarrollo Sustentable que se cumple en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Destacó el esfuerzo ecuatoriano para cumplir con los objetivos del milenio. AFP

El presidente rafael Correa dirigió por 30 minutos los debates en la ONU

El presidente Rafael Correa retornó a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tras una ausencia de 7 años.

Él mismo había dicho que en la Asamblea General, que se celebra a finales de septiembre, todo el mundo habla y nadie escucha. Pero esta era una ocasión especial. Primero la ONU celebra su 70 aniversario y segundo el plazo para cumplir los Objetivos del Milenio terminó este año. A eso se suma la invitación personal que le hiciera a Correa el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, durante una conferencia en el Vaticano.

Con esos antecedentes Correa llegó a la sede de la ONU, en Nueva York. Desde temprano el pleno del organismo empezó a llenarse de diplomáticos de todo el mundo. El primero en aparecer fue Evo Morales, presidente de Bolivia. Entró por el costado izquierdo del recinto y causó alboroto. Ni siquiera en un lugar como este los mandatarios se libran de las selfies.

Su paso no duró ni cinco minutos. De allí se instaló formalmente la sesión. El primero en hablar fue el presidente de Hungría. Y de allí vino Dilma Rousseff, de Brasil.

El tercero fue Correa. Llegó con los deberes casi cumplidos. Ecuador, dijo, ha logrado 21 de las 22 metas que fijaron los 8 Objetivos del Milenio. Estas son aspiraciones que la comunidad internacional acordó cumplir en el año 2000. Para ello tenían 15 años.

Muy pocos lo lograron. Correa explicó que al país le faltó reducir la mortalidad materno infantil. Sin embargo, si todo ocurre según lo planeado, eso se podrá corregir este mismo año.

Pese al éxito Correa criticó la lógica que encierran los Objetivos del Milenio “porque suponían principios mínimos que no cuestionaban los problemas importantes” del planeta, como la desigualdad.

Y eso en Ecuador, “que busca un cambio radical” no va. “Los Objetivos del Milenio fueron limitados para generar un cambio social”, insistió.

“Conceder a las personas unos mínimos jamás debe considerarse como eje de la política pública”, clamó. Por eso Ecuador, según sus palabras, promueve la redistribución de la riqueza.

El Presidente reprochó también “la ausencia en la Agenda 2015-2030 de un objetivo directo sobre libre movilidad humana”. Dijo que se trata de una lamentable omisión. Explicó que en Ecuador no existen ciudadanos ilegales. 

La cita que se desarrolla en Nueva York tiene otro matiz especial y es la COP 21, la reunión que se celebrará a finales de año en París y que debería terminar en un acuerdo vinculante que permita disminuir las emisiones de gases contaminantes que causan el cambio climático.

Correa destacó la necesidad de que esa cita termine en un acuerdo, si no las futuras generaciones lo lamentarán. Puso como ejemplo al mundo que Ecuador es el único país que reconoce los derechos de la naturaleza en su Constitución.

En la misma línea que otros líderes del Sur del planeta que hablaron en días anteriores en el mismo foro, Correa pidió alternativas al desarrollo y sociedades con mercado, no de mercado.

Una vez que venció el plazo para cumplir los Objetivos del Milenio, durante esta semana los países se han puesto de acuerdo en lo que viene ahora. Y el consenso ha sido la construcción de una nueva agenda con 17 objetivos que deberán cumplirse hasta 2030.

Ecuador aceptó, pero Correa lamentó que no esté en esa lista el principio de libre movilidad humana porque en el país no existen ciudadanos ilegales. Frente a eso Correa pidió una agenda “donde el sentido de humanidad se imponga al imperio del capital”.

Luego de la intervención Correa salió del recinto para volver minutos después. Esta vez se sentó en la mesa directiva, en la silla principal.

Desde allí dirigió por 30 minutos el debate. Fue una deferencia que le hizo Ban Ki-moon como presidente pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac).

En ese puesto a Correa le tocó dar la palabra a sus otros colegas y velar porque el tiempo de las intervenciones se respetara. Fueron 30 minutos en que dio la bienvenida a sus colegas de Sudáfrica, Kazajistán y Tayikistán.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aclaró que su país acogerá los nuevos objetivos. Sin embargo, aseguró que el mundo no cambiará si sigue con el mismo sistema económico.

En ese momento criticó al Fondo Monetario Internacional (FMI) por imponer recetas neoliberales a los países.

En cambio la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, expuso los esfuerzos de su gobierno para enfrentar el cambio climático. Su administración ha prometido reducir en el 43% las emisiones de gases contaminantes hasta 2030. Al mismo tiempo promueve la utilización de combustibles limpios como el etanol.

La agenda se completó con reuniones bilaterales con líderes de China, Irán, Qatar, Bielorrusia, Venezuela y Guyana. En este último caso, el presidente venezolano espera llegar a un acuerdo con su homólogo guyanés, David Granger, sobre el conflicto fronterizo en la zona del Esequibo. Maduro aspira a que el problema termine bajo la base del Acuerdo de Ginebra. (I)

Noche cultural en Nueva York

Ecuador solo crecerá el 0.4% durante este año

Durante el encuentro con migrantes, celebrado la noche del sábado en Queens, Nueva York, el presidente Rafael Correa anunció que el país crecerá 0.4% este año.

El Mandatario ofreció un discurso a los ecuatorianos residentes en Estados Unidos donde repasó la situación política y económica que vive el país. Sobre el último punto, explicó los golpes externos que ha sufrido la economía nacional por la caída del precio del petróleo y la apreciación internacional del dólar.

Eso, añadió, provocará que el país crezca a ese nivel. De esta manera Correa corrigió la tasa que había dicho en el pasado, cuando aseguró que el país crecería 0% o incluso decrecería.

Además contó que esta tarde, durante el foro de cooperación Sur-Sur que se desarrolló en la ONU, habló con Alicia Bárcena, directora de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), quien le reveló que la región crecerá este año 0% por la crisis económica internacional, luego de que el organismo revisara sus previsiones. De esta manera Ecuador crecerá un poco más del promedio regional. Correa también contó a los migrantes la situación política que vive el país. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: