Sarayaku se declara en alerta permanente

- 29 de abril de 2014 - 00:00

El Ministerio de Defensa desmintió que helicópteros de las Fuerzas Armadas hayan sobrevolado territorio sarayaku, así como una supuesta incursión de uniformados a la zona indígena, como lo denunciaron los representantes de la comunidad a través de redes sociales.

Pese a la aclaración, los sarayaku mantuvieron sus denuncias, por lo que se declararon en alerta roja. “Hay señal de alerta roja en Sarayaku, estar pendiente camaradas, estaremos reportando cualquier asunto en cualquier hora”, escribieron desde la cuenta @Sarayaku_libre.

Todo inició luego de que la comunidad resolviera en el VII Congreso Sumak Kawsay, que inició el jueves 24 de abril, proteger a los sentenciados Cléver Jiménez, Carlos Figueroa y Fernando Villavicencio para impedir que cumplan con la condena que les impuso la justicia ecuatoriana por haber injuriado al presidente Rafael Correa.

Jiménez, Villavicencio y Figueroa están en territorio sarayaku desde hace un mes, aseguró Daniel Santi, coordinador del proyecto de Desarrollo Sostenible del territorio de la cuenca del río Bobonaza.

El delegado sarayaku informó que los tres visitantes se están acoplando a las actividades de la comunidad y que participan en acciones cotidianas de su pueblo.

“Como toda comunidad, tenemos proyectos en salud, educación y política organizativa, y ellos están colaborando en algunas de estas actividades con charlas de formación. Además, también participan de la cacería”, explicó Santi.

José Gualinga, líder sarayaku, dijo que se encuentran en “estado de máxima alerta” y que se preparan para la defensa de su territorio. “Estamos concentrados en la plaza de la comunidad. Pedimos el apoyo de todas las nacionalidades (…), los tres sentenciados se encuentran a buen recaudo y protegidos por los árboles”, explicó el dirigente.

“Nosotros vamos a protegerlos, en Sarayaku están libres; además, estamos agradecidos por la labor y misión que están cumpliendo a favor de nuestro pueblo”, manifestó el presidente sarayaku.

Con la finalidad de brindar seguridad a la comunidad y sus habitantes, a raíz del conflicto con el Estado en 2003, la dirigencia sarayaku creó el grupo de seguridad llamado WIO, compuesto por aproximadamente 100 jóvenes, quienes visten de negro y verde; además, portan una radio satelital, una lanza y no permiten el ingreso de ninguna persona al interior de la comunidad si no tiene una autorización otorgada por la dirigencia.

En estos días existe personal de seguridad apostado en la pista de aterrizaje, en el muelle y en sitios posibles de ingreso a la plaza central de Sarayaku.

Santi dijo que todas sus actividades normales se han paralizado porque están en alerta. Asimismo, desmintió que sean solo los dirigentes quienes respaldan a Jiménez, Figueroa y Villavicencio.

Indicó que las siete comunidades que integran la población sarayaku -1.250 personas- apoyan por unanimidad la decisión tomada en el congreso que concluyó el domingo pasado. “Son 250 familias las que coincidieron en apoyar a los sentenciados”, aseguró.

Según los líderes, antes, en el congreso ampliado del Gobierno de las Nacionalidades Originarias de la Amazonía Ecuatoriana (Gonoae), los presidentes de las nacionalidades shuar, achuar, shiwiar, waorani, kichwa, andoa y zápara también resolvieron apoyar la decisión adoptada por Sarayaku, e incluso ofrecieron protección a los sentenciados.

Sin embargo, el presidente de la Comisión de Biodiversidad y Recursos Naturales, Carlos Viteri Gualinga, oriundo de Sarayaku, a través de su cuenta Twitter, calificó como nefasto el antecedente de los fugitivos Jiménez, Villavicencio y Figueroa, “que amenaza con convertir territorios ancestrales en escondite de delincuentes”.

El asambleísta insistió en que los tres sentenciados pretenden que Sarayaku sea cómplice de sus delitos, además de que ponen en riesgo la seguridad y la paz de las comunidades.

Sobre los sobrevuelos que tienen nerviosos a los dirigentes sarayaku, serían de rutina; sin embargo, ellos quieren que la comunidad sea notificada antes de estos ejercicios.

Son 17 personas las que lideran la comunidad y piden que se cumpla lo que dice la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la cual emitió medidas cautelares a favor de los sentenciados, pero el Estado ecuatoriano no las acogió.

Santi manifestó que tienen evidencias de que los aviones Supertucano han sobrevolado por más de media hora el territorio sarayaku y argumentó que tienen fotografías para documentar una denuncia que presentarán a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por hostigamiento de la fuerza pública hacia el pueblo.

“Tenemos fotografías de los helicópteros de Aeropolicial que han estado por el sector de Sarayacu Pungo y Charapacocha”, afirmó.

El delito del que son acusados los tres implicados es injuria judicial y está tipificado y sancionado en el artículo 494 del Código Penal, según consta en la sentencia.

Además de una compensación económica se dispuso también la suspensión de los derechos de ciudadanía por el mismo tiempo de la condena, conforme el artículo 60 del Código Penal.

Datos

El 4 de agosto de 2011 se presentó la denuncia firmada por Cléver Jiménez, asambleísta de Pachakutik; Fernando Villavicencio, exsindicalista; y Carlos Figueroa, la cual fue calificada como maliciosa y temeraria.

El delito del que son acusados los tres implicados es injuria judicial y está tipificado y sancionado en el artículo 494 del Código Penal, según consta en la sentencia.

Además de una compensación económica se dispuso también la suspensión de los derechos de ciudadanía por el mismo tiempo de la condena, conforme el artículo 60 del Código Penal.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: