Ruta Viva y el Metro en la lista de Odebrecht

- 27 de junio de 2019 - 00:00
Foto: Archivo / El Telégrafo

Según últimas revelaciones sobre la red de corrupción de la constructora brasileña en Ecuador, por estas obras dio coimas de cerca de $ 7 millones.

El análisis al sistema informático Drousys que usaba Odebrecht para encriptar sus mensajes, evidenciaron que la constructora supuestamente pagó alrededor de $ 7 millones, para conseguir los contratos del metro de Quito y la Ruta Viva que conecta con el aeropuerto.

Las comunicaciones secretas están recogidas en 13 mil documentos que fueron analizados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y sus aliados en el país. La documentación hace referencia a la entrega de coimas en cuatro países, incluido Ecuador.

En uno de los correos, los empleados de Odebrecht, cuyos nombres en código son “Silver”, “Fred” y “Wilson”, anotan los pagos por el Metro de Quito. Esta obra fue adjudicada al Consorcio Odebrecht-Acciona por $ 2.009 millones.

Según la investigación, en julio de 2015, Silver le pregunta a Fred si el pago para el Metro se había emitido y realizado a través de Meinl Bank. Fred responde afirmativamente.

La sucursal de ese banco en Antigua y Barbuda fue adquirida por agentes de Odebrecht en 2010, para facilitar los envíos de los sobornos.

En cuanto a la Ruta Viva, se menciona en los documentos un pago de $ 915.000 en una moneda no especificada, que se habría realizado en octubre de 2012.

En ambos casos no hay evidencia de quiénes recibieron los sobornos, pero están registradas las transacciones con números de cuentas y cantidades.

En 2017 la fiscal Thania Moreno inició una indagación sobre posibles sobornos por la adjudicación del Metro, incluso un asesor cercano al exalcalde Mauricio Rodas fue detenido porque en sus cuentas manejó $ 2 millones sin justificación. Pero al cabo de un año la Fiscalía señaló que no halló indicios de irregularidades y se archivó el caso.

El excandidato a la Alcaldía de Quito, César Montúfar, denunció la existencia del Meinl Bank que usó Odebrecht para sobornar a funcionarios a cargo del contrato del Metro, pero la denuncia no fue tramitada.

Por eso señaló que las evidencias publicadas ahora son pruebas de que tenía razón y la Fiscalía debería reabrir el caso por asociación ilícita.

Pero no solo eso, sino dictar medidas cautelares contra los exalcaldes Augusto Barrera y Mauricio Rodas, pues bajo sus administraciones se firmaron los contratos con Odebrecht.

El presidente de la Comisión Nacional Anticorrupción, Jorge Rodríguez, anunció que investigarán por su cuenta el proceso para la construcción y contratos que se ejecutaron por los proyectos Metro y Ruta Viva. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: