La mirada se centra en la reforma legal migratoria

- 12 de agosto de 2019 - 00:00

Las políticas aplicadas por Ecuador en el último período para mantener el control de los inmigrantes que han ingresado o pasado por el país, no ha sido la más adecuada, manifiestan analistas consultados. Javier Arcentales, experto en  movilidad humana y docente de la Universidad Simón Bolívar, dijo que la aplicación de mecanismos tradicionales de control, como la solicitud de visas, restricción de ingreso o incluso la deportación, no son las únicas herramientas que el Estado puede usar para el control migratorio adecuado.

Indicó que se deben analizar los factores que provocan estos flujos de personas, para implementar medidas adecuadas y entender las condiciones en las que salen de sus países de origen. Citó el caso de los venezolanos, en donde la aplicación del visado restrictivo puede generar una condición que incremente la irregularidad migratoria, que se daría por sitios clandestinos al no tener acceso a los requisitos como el pasaporte, trámite que puede demorar meses.

“Cuando en enero se exigió el pasaporte y el pasado judicial apostillado, un grupo de familias tenían los documentos y entraron  de manera regular, sellando, pero otra parte no lo tenía e ingresó por trochas, irregularmente”.

Estimó que eso significará ahora  que una parte de la familia podría regularizarse y otra no, con lo que volvemos a la división familiar, “y eso no se ha contemplado”.

Cree que la Ley de Migración que se busca reformar no fue aplicada adecuadamente, ya que tiene una diversidad de regularización, por ejemplo, mecanismos para el ingreso de personas y flujos migratorios que no se han implementado.

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, cuando presentó la propuesta de reforma a la ley, dijo  que, con estos cambios, se busca  agilizar procesos que antes eran casi imposibles, como el de la deportación. “Lo que estamos haciendo es acortar los plazos y convertirlo en un trámite donde intervendrán menos autoridades en el proceso”.

Sobre esto, Arcentales preguntó: ¿Tendrá Ecuador los recursos para cumplir con el traslado, hacia los países de origen, de quienes estén en condición irregular? “Al Estado le conviene más bien población regularizada, que aporte con impuestos, saque  su RUC y se afilie al IESS. Eso solo se logra con la regularización”.

Para René Yandún, asambleísta de Carchi, el sistema migratorio y la falta de registro impiden tener un control adecuado. Dijo que están analizando para  que sea una sola entidad la que se encargue de temas migratorios, y no como en la actualidad, que las competencias están dispersas.

Calificó de prioritaria la reforma legal, en parte para defender las  plazas de trabajo de ecuatorianos, que están siendo desplazados por mano de obra extranjera barata.

“Creo que Ecuador está fallando en ello, porque Perú y Chile ya han implantado la visa y un control inclusive interno para trabajar con los permisos correspondientes. Aquí no lo tenemos”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: