Rafael Correa: “Allá Merkel es lideresa, acá somos caudillos”

04 de octubre de 2013 - 12:22

"Sigue siendo realidad lo que escribió Platón en sus diálogos ya hace más de 2000 años: que la justicia no es otra cosa que la conveniencia del más fuerte. Ellos son los más fuertes y seguirán abusando e irrespetando la soberanía de otros países y el derecho internacional. Algún día tendrá que cambiar ese injusto orden mundial", sostuvo el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, durante una entrevista a la agencia de noticias Russia Today (RT), al referirse al espionaje de Estados Unidos en América Latina, denunciado por líderes de la región.

Para Correa, la situación no cambiará a corto plazo. "Lo veo todavía difícil, no hay grandes avances en democratización de las Naciones Unidas. Sí, surgen nuevas potencias (como) China y Rusia, probablemente eso produzca un cambio en el mediano plazo de relaciones de poder a nivel internacional, hay un claro debilitamiento de ese liderazgo indiscutible, absoluto que tenía los EE.UU. hasta hace algunos años, pero todavía es disputas entre países poderosos. Los países que estamos en transición, en la ruta hacia el desarrollo, tenemos claramente relaciones de dominación", manifestó.

El entrevistador recordó al Mandatario ecuatoriano que el presidente estadounidense, Barack Obama, había declarado que EE.UU. es un país excepcional y que en ese sentido debe velar por los intereses del resto del mundo.

"Pese a eso sigo considerando al presidente Obama una buena persona e inteligente, pero eso recuerda al discurso de los nazis antes y durante la Segunda Guerra Mundial. Se creían la raza elegida, la raza superior, etc. Son ideas y discursos tremendamente peligrosos", respondió Correa.

El Jefe de Estado ecuatoriano señaló que EE.UU. no ha ratificado el Pacto de San José, pero financia y tiene la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington, lo que es una contradicción. "¿Quién entiende eso? Paga para que controlen a los demás, esas son cosas clamorosas, y ese es uno de los ejemplos de cómo todavía con los países en vías de desarrollo hay unas relaciones que pretenden ser de dominación", explicó.

Asimismo, Correa denunció la complicidad y la doble moral de ciertos medios de comunicación para perpetuar ese injusto orden mundial.

"En varios países de la región y en Ecuador tenemos una dictadura mediática que se disfraza bajo el manto de la libertad de expresión. No hay tal libertad de expresión. Son poderes fácticos que con ese inmenso poder mediático hacen política y tratan de desestabilizar a los gobiernos progresistas (...)", sostuvo al recalcar que la información es un derecho y en consecuencia debe ser regulada y controlada por la sociedad.

En la entrevista, también se refirió a las críticas de cierta prensa y sectores por el tema de la reelección. "Decían que somos unos corruptos por lanzarnos a la reelección, porque utilizamos medios públicos y tenemos ventaja sobre los demás, entonces supongo que Angela Merkel (canciller alemana) es una corrupta. Decían que somos dictadores, porque como (nos) lanzamos a la reelección, la base de la democracia es la alternabilidad. Entonces en Alemania no hay democracia y como ganamos mayoría en la Asamblea, decían que se acabó el estado de derecho (...) Bueno, Angela casi gana la mayoría, pero asumiendo ese escenario tampoco habría estado de derecho en Alemania", acotó.

"Entonces, usted ve la doble moral, son todas críticas sin fundamentos para tratar de atacar a presidentes progresistas altamente exitosos en las urnas. Allá Angela Merkel es lideresa, acá somos caudillos, allá es popular, acá somos populistas", manifestó Correa al indicar que ello les disgusta, "porque desafía los poderes de siempre".

En otro tema, el gobernante se refirió al caso Chevron y reiteró que la petrolera "no podrá tapar el sol con un dedo", pues la contaminación dejada en la Amazonía ecuatoriana es innegable.

Sobre la explotación en el Yasuní ITT, Correa reiteró que ésta  afectará "menos del 1 por 1.000 del Parque", al señalar que uno de los falsos dilemas que se maneja es ser humano vs naturaleza.  "El ser humano es parte de esa naturaleza y también tenemos derechos, y el principal es superar la pobreza. Ecuador es un país que todavía tiene cerca de un 30% de su población en condiciones de pobreza, más del 50% de su población sin servicios básicos, (pero la oposición y ONG ambientalistas) quieren que dejemos la riqueza en el subsuelo para ser tontos útiles de los contaminadores globales", apuntó.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: