Policía y Fiscalía realizaron nueva diligencia de verificación en Sarayaku

16 de mayo de 2014 - 15:49
La Policía ingresó a la zona para verificar la presencia de los 3 prófugos de la justicia. El comandante general Rodrigo Suárez lideró la acción. Fotos: Cortesía / Ministerio del Interior

La Policía Nacional llegó este viernes a Sarayaku (Pastaza) para realizar una nueva verificación de la presencia en esa comunidad de Cléver Jiménez, Fernando Villavicencio y Carlos Figueroa, prófugos de la justicia, informó el Ministerio del Interior.

El arribo de las autoridades a la comunidad amazónica se dio pasadas las 11:00. En un helicóptero de Aeropolicial fueron transportados el comandante general de la institución, Rodrigo Suárez, el director general de Operaciones, general Patricio Pazmiño, y el representante de la Fiscalía, Fabián Salazar. Un segundo helicóptero llegó también a la pista de Sarayaku con personal de Policía Judicial.

El comandante Rodrigo Suárez, quien lideró la diligencia, dialogó con un grupo de habitantes y les explicó la situación de los tres prófugos, condenados por la Corte Nacional de Justicia (CNJ) por el delito de injurias, cumpliendo todas las instancias consideradas en el debido proceso.

Tras esto, las autoridades dieron por culminada la diligencia y regresaron hasta la población de Shell.

El fiscal Fabián Salazar aseguró esta tarde en Ambato que no pudieron dialogar con los prófugos. "Esta mañana acompañamos a los agentes de Policía hasta Pastaza para verificar la estancia de estas 3 personas en el lugar y garantizar el cumplimiento de la Ley y la aplicación de la Constitución. El objetivo era dialogar con los prófugos para convencerlos que se entreguen pacíficamente a las autoridades competentes, sin lograr este objetivo, porque no los encontramos", sostuvo.

Salazar indicó que se notificó a los moradores de la comunidad sobre la orden de prisión  que pesa sobre Jiménez, Villavicencio y Figueroa. Añadió que se desconoce si estas personas han huido hasta otras localidades cercanas.

El pasado 9 de mayo, el presidente Rafael Correa señaló que la fuerza pública haría un nuevo intento para ingresar a Sarayaku. Advirtió que si la acción era impedida se declararía el estado de emergencia.

"Vamos a entrar nuevamente con la Policía Nacional, diciendo por favor entreguen a los prófugos. Si impiden la acción de la Policía con estos grupos armados, declararemos el estado de emergencia", apuntó Correa en esa ocasión.

En días pasados, el Gobierno también desmintió que el Ejército estuviera preparando una operación bajo el nombre de "Limpieza Sarayaku", como lo había afirmado la dirigencia de esa comunidad.

Ayer, la Policía hizo una inspección en el Consulado lituano en Quito, ante el rumor de que los sentenciados se encontraban en ese lugar.  La cónsul honoraria Judith Lacher indicó que estuvieron ‘afuera’ de la legación diplomática, pero que no realizaron ninguna solicitud formal. No obstante, recalcó que "no está en capacidad" de brindarles asilo.

Las declaraciones de la cónsul confirmarían que los sentenciados ya no están en Sarayaku como habían reiterado días atrás dirigentes indígenas y asambleístas de Pachakutik.

En primera instancia, los 3 procesados demandaron ante la Fiscalía al presidente Rafael Correa por delitos de lesa humanidad el 30 de septiembre de 2010.

La demanda fue calificada como maliciosa y temeraria. Con estos antecedentes, Correa contrademandó a los procesados, a quienes se les impuso una sanción de 18 meses de reclusión, en el caso de Jiménez y Villavicencio, y 6 meses para Figueroa.

El pasado 24 de abril, el pueblo Sarayaku, en el VII Congreso Sumak Kawsay, decidió ofrecer asilo a los 3 procesados judicialmente.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: