Delegación de Estado viajará a Costa Rica a presentar defensa ante la CorteIDH

- 07 de febrero de 2018 - 17:43
La ministra de Relaciones Exteriores, María Fernanda Espinosa, expresa en rueda de prensa el viaje de una alta delegación para presentar su defensa ante la CIDH.
Foto: Carina Acosta / EL TELÉGRAFO

La canciller María Fernanda Espinosa anunció, la noche de este miércoles, que una delegación del Estado ecuatoriano viajará mañana a Costa Rica para explicar su posición al presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) en el marco de la reciente resolución impuesta a la nación.

Liderada por Espinosa, la delegación estará integrada por Rosana Alvarado, ministra de Justicia; José Serrano, presidente de la Asamblea Nacional; la Secretaría Jurídica de la Presidencia y la Procuraduría.

Previamente, el presidente de la República, Lenín Moreno, se reunió este miércoles en el Palacio de Carondelet con representantes de las funciones del Estado, a quienes instó a una férrea unidad para defender la voluntad del pueblo ecuatoriano expresado en las urnas, ante la decisión del organismo internacional.

La CIDH, órgano principal y autónomo de la OEA, pidió ayer a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) que adopte medidas provisionales en favor de los miembros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), afectados por el resultado de una pregunta de la consulta popular del domingo. 

A la cita en Carondelet acudieron Raquel González, presidenta del CPCCS; Pablo Celi, contralor subrogante; Carlos Baca Mancheno, fiscal general de la Nación; Ana Marcela Paredes, del Consejo Nacional Electoral (CNE) , así como el titular de la Asamblea, José Serrano; Néstor Arbito, del Consejo de la Judicatura, entre otras.

Por parte del Ejecutivo, en cambio, destacó la presencia de Augusto Barrera, secretario de la Senescyt; Johana Pesántez, secretaria jurídica de la Presidencia; Miguel Carvajal, secretario de la Política; Andrés Mideros, secretario general de la Presidencia.

Además de la vicepresidenta María Alejandra Vicuña, María Fernanda Espinosa, canciller de la República, y Rosana Alvarado, ministra de Justicia.

En la reunión, el Mandatario reiteró que no aceptará bajo ninguna circunstancia intentos de desestabilización interna, "orquestados por actores políticos que se opusieron la consulta y que ahora, luego de la pérdida abrumadora, buscan apoyo en organismos que antes cuestionaron". De allí que instó a una férrea unidad institucional, para defender la democracia, soberanía y voluntad popular.

Moreno recalcó que su gobierno es respetuoso de los compromisos internacionales. Sin embargo, recalcó que acudirán a todas las instancias del derecho internacional, pero sobre todo "a la unidad del pueblo para rechazar esta insolente intromisión en nuestro sistema democrático".

Dijo que una futura decisión de la CorteIDH sobre una eventual "decisión espuria" favorecerá los intereses de tan solo " tres funcionarios que únicamente pretenden conservar sus puestos".

Más temprano, Moreno informó que comunicó al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que harán "respetar el mandato popular" expresado en las urnas el pasado domingo.

Hoy mismo, la canciller Espinosa llamó a consultas al representante permanente del país ante la OEA, José Valencia, tras los cuestionamientos emitidos acerca de la consulta popular celebrada el domingo.

Finalmente, Moreno publicó en su cuenta de Twitter un documento en el que los presidentes y autoridades de las funciones del Estado reiteran que la consulta popular realizada el pasado domingo "constituye una expresión clara y legítima de la voluntad soberana del pueblo ecuatoriano, la misma que debe ser respetada, defendida y garantizada conforme al marco constitucional y legal vigente".

Asimismo, el comunicado expresa el compromiso de "fortalecer la unidad y la institucionalidad democrática del país, en el marco de la autonomía e independencia". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: