Ministro de Defensa reiteró que el rol de las FF.AA. no ha cambiado en los últimos 37 años

- 17 de marzo de 2017 - 12:59
El ministro de Defensa, Ricardo Patiño, ofreció un discurso durante el acto cívico.
Daniel Molineros / EL TELÉGRAFO

En el Campo de Marte de la Escuela Militar Eloy Alfaro, en el noroccidente de Quito, se desarrolló este viernes 17 de marzo, la ceremonia de conmemoración por los 188 años del Ejército ecuatoriano, a propósito de la Batalla de Tarqui.

En el acto oficial, el general de Brigada Édison Narváez, quien reemplazó al general Luis Castro Ayala, asumió como comandante del Ejército.

La entrega de mando estuvo a cargo del general Roberto Rubio, jefe del Estado Mayor, quien le impuso las insignias como nuevo jefe militar.

La ceremonia contó con la presencia de César Navas, ministro coordinador de Seguridad; Ricardo Patiño, ministro de Defensa; además de los jefes del Alto Mando Militar.

En su discurso, el general Narváez instó a las Fuerzas Armadas (FF.AA.) a mantenerse unidos y a trabajar por el bienestar de la seguridad del Ecuador.

En tanto, Patiño recordó la noble labor que cumplieron los soldados ecuatorianos en defensa de la seguridad y soberanía del país.

Además, resaltó el rol de los militares durante los recientes comicios electorales.

Reiteró que el Ejército cumplió con su deber al dotar de seguridad el 19 de febrero y no ha variado su papel en estos últimos 37 años.

Al culminar su discurso, Patiño recordó que en el país se respeta la democracia. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: