Mario Cuvi: “No tiene sentido que se escojan tantos asambleístas, que la gente no conoce”

El candidato a asambleísta por el Distrito 3 de Guayas, por SUMA, se enfoca en el empleo.
22 de enero de 2021 14:00

asambleistacuvi


¿Cuáles son las principales propuestas de ley que presentará a la Asamblea? ¿Por qué razones y qué piensa lograr con ellas?

Las propuestas concretas son: La ley de un solo trámite para que los emprendedores no tengan que pasar por tantas filas y tramitologías para poder iniciar su negocio, sino que con un solo trámite y un solo pago al año puedan emprender en libertad.

Crédito especial de emprendimiento que va a provocar que desde la banca pública se entreguen créditos de hasta 10 mil dólares y no pidan garantía ni analicen central de riesgo. Creemos que si damos facilidad para emprender y otorgamos estos créditos pequeños, sirve para iniciar un negocio y generaremos suficiente emprendimiento y plaza de trabajo a aquel ecuatoriano que lo necesite.

También vamos a trabajar por darle a los mal llamados barrios marginales, la oportunidad para salir adelante con la Ley de Barrios de Prosperidad en la que la permitiremos que las empresas que se establezcan con un centro de producción, de comercio, punto de venta, fábrica o local, en unos de los barrios marginales de nuestra ciudad, genere de empleo para las personas que viven en esos lugares y así tengan exoneración de impuesto a la renta.

¿Cómo ve la Asamblea en la actualidad y qué puede hacer para mejorar su imagen alicaída con apenas el 2% de credibilidad?

Efectivamente, la Asamblea Nacional no ha sabido responder a las necesidades de los ciudadanos, porque los proyectos de ley que aprueban no resuelven los verdaderos problemas de la familia ecuatoriana. Por la cantidad de actos de corrupción cometidos por asambleístas inescrupulosos que además no tienen idea de cómo hacer realmente su labor, su credibilidad es deficiente.

Por eso vamos por el empleo, por el emprendimiento, para que exista salud y educación de calidad, y que el ecuatoriano sienta que desde la Asamblea vamos a trabajar para resolver sus problemas y no para llenarnos los bolsillos.

El próximo Gobierno no tendrá mayoría en la Asamblea, ¿qué hacer para conseguir la gobernabilidad?

Aquí hay dos temas importantes. Lo primero que hay que entender es que la gobernabilidad se logra con legitimidad y acciones que promuevan el bienestar de los ciudadano. Si bien es cierto que las votaciones son importantes, luego el Gobierno y la Asamblea tienen que trabajar en propuesta con concretas, que resuelvan problemas concretos, para que el ciudadano se sienta representado.

Desde ahí los bloques tendremos que trabajar por propuestas y prácticas que pueden ser apoyadas por distintos partidos políticos, no desde la ideología, si no desde la capacidad de resolución.

Como segundo punto, voy a trabajar con una política diferente. Esto no se trata de negociar con los 136 asambleísta restantes o los que queden con una reforma que reduzca el número de legisladores, si no que trabajemos con la ciudadanía.

Por ejemplo, para la reforma de emprendedores, se llevará a todos esos emprendedores que hoy están sufriendo las trabas que les impone el Gobierno y los municipios, y llenaremos la platea y las afueras de la Asamblea para que ellos ejerzan la presión ciudadana y se empiece a dar soluciones rápidas a los problemas de la ciudadanía. No es aceptable que llevemos más de cuatro años sin que exista una reforma laboral cuando más de la mitad de este país no tiene empleo.

¿Está de acuerdo con reducir el número de asambleístas y disminuir el salario de ellos?

Absolutamente de acuerdo con reducir el número de asambleístas. Además de ser muchos, tenemos que ir a un cambio radical del sistema, porque no tiene sentido que se escojan tantos asambleístas, que la gente no conoce.

Quisiera que migremos a un sistema en el que cada ciudadano tenga que escoger solo a un asambleísta, de manera que no hayan 15 nacionales y 5 por distrito o 10 por provincia, si no que cada ciudadano escoja a uno por 300 mil habitantes. Esto va provocar que el ciudadano conozca perfectamente quién lo representa, que pueda exigirle rendición de cuentas (…) Con esto vamos a lograr que haya más conexión entre los asambleístas y los ciudadanos.

En cuanto al salario, creo que primero bajar el número de asambleístas es clave para reducir el gasto de la Asamblea. Lo segundo es peligroso, es entrar en populismos lo de bajar sueldos, porque al final queremos que en el Estado, y sobre todo en una labor tan importante como la Asamblea Nacional, estén los mejores profesionales del país.

Si tenemos gente preparada, con posgrados, con experiencia, profesionales que han tenido cargos de importancia, estarán preparados para hacer las leyes del país y considero que tienen que tener buenos salarios y hacerlo acorde a la realidad del país. No podemos salirnos del presupuesto ni seguir teniendo déficit, pero sí considero que a un profesional de buen nivel hay que pagarle bien para que cumpla su trabajo. (I)

Las más leídas