“Lucha de los amazónicos también es nuestra”

29 de octubre de 2013 - 00:00

Representantes de los migrantes ecuatorianos en Estados Unidos recorrieron varias zonas afectadas por la contaminación petrolera en Orellana y Sucumbíos, grabaron videos, tomaron fotos y recogieron muestras de crudo para llevarlas a ese país, en donde las distribuirán en colegios, universidades y durante los plantones públicos que vienen realizando para dar a conocer al mundo el daño dejado por Texaco (Chevron).

La delegación de migrantes estuvo integrada por miembros de la Coordinadora Migrante Eloy Alfaro, un grupo de ecuatorianos consolidados en una red que tiene presencia tanto en EE.UU. como en Ecuador.

El miércoles pasado participaron del recorrido Lucía Peñaherrera, Cristóbal Lamar, Álvaro Delgado, Freddy Quito, Patricio Álvarez, Nelson Benítez y José Martínez, así como representantes de provincias.

“Hemos venido siendo testigos, desde el exterior, de lo que viene haciendo la transnacional Chevron al tratar de minimizar el problema que ocasionó en la Amazonía, y sobre todo poniendo como una cortina de humo y tratando de confundir a la comunidad estadounidense y mundial, al querer aparecer como víctima y amedrentar con juicios a los afectados y sus abogados”, resaltó Cristóbal Lamar.

“Chevron está avanzando con mañas y trucos judiciales, con el objetivo de evadir la justicia”

Recorrieron 4 campos y en cada uno de ellos, sin que haga falta usar maquinaria pesada, constataron que el daño ambiental aún persiste tras 20 años de la salida de Texaco.

“Solo con un machete o un simple palo se puede verificar y ser testigos de cómo fluye el petróleo de la tierra. Son enormes piscinas, lo cual ha contaminado ríos y esteros, de donde los indígenas y campesinos toman el agua”, añadió Lamar.

Tomaron fotografías, videos y recogieron en galones petróleo para llevarlo a Estados Unidos, para que la comunidad de migrantes y el mundo conozca la realidad de lo que sucedió y lo que están viviendo con los habitantes de la Amazonía.

Coincidieron en señalar que no es justo que los causantes (Chevron), ahora en el exterior, traten de aparecer como víctimas, con demandas en contra de los afectados, pretendiendo hacerlos ver como si fueran extorsionadores, cuando en realidad lo que están tratando de evitar es que todo quede en la impunidad, y que se pague la indemnización de 19.000 millones de dólares ordenada por la Corte Provincial de Sucumbíos en 2011.

Aparte de los plantones que vienen realizando en varias ciudades de EE.UU. en apoyo a los amazónicos y en rechazo a la campaña de desprestigio de Chevron, indicaron que van a establecer otras acciones, entre ellas, conformar un comité de solidaridad con las víctimas dejadas por Chevron.

Freddy Quito, miembro de la Coordinadora del Migrante Eloy Alfaro, quien vive desde hace 24 años en Nueva Jersey (EE.UU.), resaltó que en el recorrido comprobaron que hay esteros y terrenos en donde no hace falta más que meter la mano y topar el petróleo que está allí, totalmente contaminado, así como hay personas que tienen cáncer y enfermedades terminales.

Dijo que no desmayarán en su apoyo, pese a que han sufrido insultos de norteamericanos “racistas” que están en contra de los migrantes y a favor de sus multinacionales. Pero, también han recibido el apoyo de migrantes y entidades de otros países.

Cristóbal Lamar Junior, de 30 años de edad y residente en Estados Unidos desde hace 15, indicó que ellos como jóvenes no conocían la magnitud de la catástrofe ambiental en la Amazonía provocada por Chevron, pero que tras el recorrido buscarán visibilizar esa realidad, para que las futuras generaciones sepan la verdad.

“Tenemos que describir la impunidad con la que Chevron está avanzando, con mañas y trucos internacionales, con el objetivo principal de evadir la justicia, para no pagar los daños. Indigna saber que quienes han causado ese daño están en la impunidad, por ello decidimos que la lucha de los amazónicos también es nuestra”, sea fuera de las cortes o en toda clase de eventos”, resaltó.

“Con un simple palo se puede ver cómo fluye el petróleo en las zonas afectadas por la contaminación”

Aseguró que desde la próxima semana, cuando retornen a Estados Unidos, acudirán a los clubes ecológicos de las universidades y colegios para compartir lo que hemos visto.

Los representantes de los migrantes calificaron de “terrible” que Chevron haya entablado un juicio contra los amazónicos como si fueran mafiosos o de organizaciones delictivas que buscan extorsionar a esa transnacional. Explicaron que el juicio tipo RICO es para procesar únicamente a las mafias, pero bajo esa misma ley se está tratando a los ecuatorianos y sus abogados, siendo los afectados, las víctimas.

La explotación antitécnica de petróleo por parte de Texaco, cuyas acciones adquirió en 2001 Chevron, causó afectación a la flora, fauna, aire, agua y la salud de los miembros de cinco nacionalidades indígenas del norte de la Amazonía: la Cofán, Siona, Secoya, Waorani y Kichwa, así como a campesinos de las provincias de Sucumbíos y Orellana.

“Utilizan (la ley RICO) para amedrentar y decirles a los amazónicos que se rindan, pero vemos con beneplácito que no se rinden y, por ello, nosotros como ciudadanos y migrantes los apoyamos y tampoco nos rendiremos”, señaló Lamar.

Se incrementa el respaldo en el exterior

En los últimos días ha aumentado el apoyo internacional hacia Ecuador y las víctimas por la contaminación ambiental dejada por Chevron, con la formación de más comités de solidaridad en España, Bélgica y Alemania.

Ese respaldo se une a los 50 comités que se tiene planeado estructurar en otros países alrededor del mundo, como los que ya están formados en: Bolivia, Nicaragua, Venezuela, República Dominicana, Cuba, Colombia, Uruguay, Reino Unido, Italia y Polonia.

Los comités buscan como objetivo difundir información sobre los daños ambientales y humanos ocasionados por Chevron de 1964 a 1992 en la Amazonía ecuatoriana.

Además, con los comités se espera abrir un debate a escala internacional para buscar soluciones a la situación que experimentan algunos países, debido a prácticas irresponsables de algunas transnacionales, las mismas que han atentado a la  riqueza natural y a los derechos humanos alrededor del mundo.

El lunes pasado en Bélgica se realizó un análisis sobre la situación actual del caso Chevron en Ecuador y las posibles acciones que se pueden implementar, tomando en cuenta que el país promueve que el Estado tiene el derecho y el deber de defender y proteger su territorio, sus ciudadanos y la naturaleza, por lo que se debe aplicar justicia en los litigios que oponen o que entablan dichas empresas en contra de los Estados.

De igual manera, en estos días se fundó en Berlín (Alemania) otro comité de solidaridad integrado por activistas alemanes de un movimiento ecologista.

En ese evento participó Jorge Jurado, embajador ecuatoriano en Alemania, quien recibió una declaración de solidaridad de parte de los integrantes del citado comité.

Jurado expresó que la Embajada realizará eventos en otras ciudades del país europeo. “Si es necesario vamos a organizar una gira en todo el territorio para informar sobre la realidad del caso”, señaló el diplomático.

De la misma forma, en España el comité y la Embajada ecuatoriana tienen previsto varias actividades en apoyo a la demanda presentada por el Frente de Defensa de la Amazonía para la reparación de los daños ambientales y sociales causados por Chevron en la selva ecuatoriana.

Por ejemplo, el próximo 1 de noviembre en Madrid asociaciones de ecuatorianos y organizaciones civiles de España han organizado un conversatorio en el que intervendrá como invitado especial el canciller Ricardo Patiño.

Además, la Embajada del Ecuador en España organizará la exposición fotográfica “De camino hacia la verdad Caso Chevron-Texaco contra el Estado ecuatoriano”, la cual evidencia los impactos ambientales y sociales provocados por la petrolera en el norte de la Amazonía ecuatoriana.

A esto se une que organizaciones como el Parlamento Latinoamericano (Parlatino) aprobó hace pocos días una resolución de apoyo a Ecuador, frente a la campaña de desprestigio emprendida por la compañía, al daño ambiental y en rechazo a la pretensión de Chevron de hacer recaer la responsabilidad sobre el Estado ecuatoriano.

Datos

José Elías Rodríguez, de la Fundación del Migrante en Estados Unidos, dijo ante la prensa de ese país que varios colectivos de ecuatorianos que residen allí seguirán realizando plantones mientras dure el juicio entablado por Chevron en la Corte Federal de Nueva York contra los afectados de la Amazonía, por la contaminación provocada por la transnacional.

El apoyo también va centrado para los abogados norteamericanos Richard Freedman y Julio Gómez, quienes representan a los demandados en el juicio que es presidido por el juez Lewis Kaplan, a quien las víctimas de Chevron lo califican como “parcializado”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: