Litardo ofrece una Asamblea que dará estabilidad política al país

- 15 de mayo de 2019 - 00:00
César Litardo presta juramento antes de su posesión como presidente de la Asamblea Nacional, ante Elizabeth Cabezas y la directiva saliente.
Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

La unión de Alianza PAIS, CREO y bloques de BIN y BADI hicieron mayoría para reestructurar las autoridades y el Consejo Legislativo. El próximo paso será el cambio de las comisiones, donde los correístas no tendrán protagonismo.

El triunfo del asambleísta César Litardo se consolidó 24 horas antes de la votación. El lunes por la tarde la Bancada de Integración Nacional (BIN), que reúne a Sociedad Patriótica, Izquierda Democrática y Pachakutik, ofreció su respaldo.

En la noche, CREO tomó el mismo camino. No fue fácil para Alianza PAIS conseguir de nuevo la presidencia de la Asamblea.

El integrante del BIN, Jimmy Candell, confesó que declinó su candidatura a cambio de una vicepresidencia y comisiones para los miembros de su bloque.

Mientras que CREO ganó una vicepresidencia y una vocalía en el Consejo de Administración Legislativa. También espera tener protagonismo en comisiones permanentes.

En el despacho de Litardo había confianza en el triunfo. Desde Los Ríos lo acompañaron sus hijas Sofía y Claudia, su padre y sus hermanos. En el pasillo de ingreso al pleno comentaron que su respiración se cortó cuando el tablero del conteo de votos se detuvo en 64. Pero volvió la alegría cuando el marcador subió a 78.

Litardo estará en la presidencia de la Asamblea hasta 2021. Su carrera política la inició en el Municipio de Quevedo, donde fue concejal. Luego fue director cantonal de Alianza PAIS y después electo legislador de Los Ríos.

En su ciudad también es conocido por ser presidente del “Quevedito”, como se conoce al Deportivo Quevedo. Su mayor éxito fue en 2012, cuando lideró el  regreso del equipo a la serie A del fútbol ecuatoriano.

Hoy ese club juega en segunda categoría, pero no se olvida de Litardo y en redes sociales destacó su candidatura a la presidencia de la Asamblea.

En su posesión, Litardo recordó a su pueblo montuvio y a uno de sus representantes históricos Nicolás Infante, protagonista de la revolución liberal de Los Chapulos. Tampoco olvidó a Mercedes de Jesús, reconocida filántropa fluminense.

El nuevo titular de la Asamblea ofreció estabilidad política alejando al Parlamento de conflictos. Anunció el impulso a la independencia y autonomía frente a las otras funciones del Estado, sin rechazar el trabajo coordinado.

Aseguró que encaminará las reformas legales útiles para la ciudadanía. Entre ellas la lucha contra la corrupción; aumento de fuentes de empleo; atraer la inversión extranjera y mejorar la seguridad.

Casa adentro prometió “una gestión de puertas abiertas”, donde no existan mayorías aplastantes y se respeten todas las opiniones.

En la tarde se conoció un documento donde se mencionaron 10 acuerdos entre las bancadas, como la reforma del Consejo de Participación Ciudadana, la búsqueda de alternativas para asegurar la sustentabilidad del IESS y promover mejoras en las universidades.

El orden del día siguió con la elección de los dos nuevos vicepresidentes y vocales del Consejo de Administración Legislativa (CAL). Los resultados cayeron en cascadas con más de 90 votos cada uno: César Solórzano, del BIN, fue el primer vicepresidente. Él es representante de Napo.

La segunda vicepresidencia fue para Patricio Donoso, de CREO, un legislador experimentado que cumple su último período.

El Consejo de la Legislatura también tendrá nuevos rostros: Ana Belén Marín, una de las voces fuertes de Alianza PAIS y representante de Cotopaxi; su compañero de bancada Carlos Cambala, de Santa Elena; la tercera vocalía para la socialcristiana Cristina Reyes; y la cuarta fue para Rina Campain, de CREO, por Esmeraldas.

En esta reestructuración los perjudicados fueron los integrantes de la Revolución Ciudadana, que a pesar de que tienen 31 miembros no fueron tomados en cuenta.

Luego de una década, los correístas no estarán en el CAL y se espera que tampoco sean presidentes de ninguna de las 13 comisiones permanentes. Una nueva mayoría llegó a la Asamblea. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: