La reunión se efectuó en un salón privado de un centro comercial de cuenca

Las autoridades locales de derecha arman un frente “de unidad” (Galería)

La reunión se efectuó en un salón privado de un centro comercial de cuenca
24 de febrero de 2015 00:00

Cuenca.-

La derecha empieza a moverse. El sábado Sociedad Unida Más Acción (SUMA) celebró su convención nacional y ayer las autoridades locales de esta tendencia se reunieron en Cuenca, un año después del llamado 23F, día de las elecciones que los llevaron a sus cargos.

Jaime Nebot y Mauricio Rodas llegaron a esa ciudad para asistir a la rendición de cuentas del prefecto de Azuay, Paúl Carrasco. Fue una ceremonia que incluyó una calle de honor hecha por los trabajadores del Consejo Provincial. Oficialmente era el informe de gestión, pero la atención se centraba en los discursos de los burgomaestres de Quito y Guayaquil.

Los empleados temprano llegaron al Mall del Río de Cuenca, que acogió la cita. “Yo solo vengo a cumplir mi trabajo”, manifestó uno de los funcionarios que no se identificó, pero vestía una camiseta de color azul, con las siglas del Consejo Provincial, al igual que la mayoría de los asistentes.

Uno de los primeros en llegar fue el experiodista Carlos Vera. Ante la presencia de los reporteros dijo que no habla para los medios públicos.

Tras él llegó la asambleísta Cynthia Viteri. “Queremos decir al mundo o al país que solamente con la descentralización y con el respeto de las autonomías se podrá progresar”, indicó. No es una reunión de la oposición, insistió.

“Lo que nos une hoy son las ideologías en función del bienestar del pueblo”, señaló sobre la versión de que se trabaja en un frente de derechistas e izquierdistas en Cuenca.

“Aún falta para las nuevas elecciones, pero no se trata de mirar ese objetivo. Nadie ha hablado de un frente de oposición, nadie ha hablado de unas candidaturas”, recalcó la legisladora en referencia a los comicios presidenciales de 2017.

La reunión se efectuó en el Salón Mazán, que tiene una capacidad para 700 personas. Paulatinamente se llenaron las sillas que fueron colocadas para este evento, mientras el personal de la Prefectura recibía a los invitados especiales.

Un evento que se hizo esperar

El acto estaba previsto para las 10:00, pero tuvo un retraso de una hora con 16 minutos. Los alcaldes de Guayaquil, Jaime Nebot; de Quito, Mauricio Rodas; y el prefecto del Azuay, llegaron juntos en un vehículo que los dejó al pie del salón y evitaron los diálogos con la prensa. Los 3 se reunieron en una sala contigua al Salón Mazán por un largo tiempo, mientras los animadores del evento hacían reseñas del triunfo del prefecto en el Azuay hace un año.

En el interior nuevamente los trabajadores del Consejo Provincial de Azuay hicieron una calle de honor para que cada una de las autoridades locales subiera al escenario. La primera en salir fue la viceprefecta de la provincia, María Cecilia Alvarado, en medio de los aplausos de las personas que arribaron de El Oro, Loja, Chimborazo, Cañar, entre otras provincias.

Los últimos en salir fueron los alcaldes de Guayaquil y Quito, junto al prefecto de Azuay. “Que viva la democracia”, gritaban los invitados, mientras Nebot alzaba las manos saludando a sus seguidores.

Tras la intervención de la viceprefecta Alvarado, Carrasco subió al escenario, habló de la democracia y de su triunfo el pasado 23 de febrero. Actualmente lidera el movimiento Participa. Luego invitó al alcalde de Guayaquil al podio.

Nebot dijo que hace años venían “comentando y cuajando la indispensable Unidad Nacional”, según el burgomaestre, que no es otra cosa que el respeto a las diversidades de organizaciones a nivel provincial y nacional. “El que no comprenda esto atenta contra la unidad del Ecuador”, enfatizó.

El burgomaestre de Guayaquil abordó la caída en los precios del petróleo y dijo que “ojalá se solucione pronto”. Nebot manifestó que no llegó a Cuenca para hablar de asuntos municipales. “Hemos venido a sellar un compromiso conjunto y sellar la unidad”, advirtiendo que el frente no tiene un protagonista en particular.

Rodas, que llegó a la Alcaldía de Quito con una alianza entre SUMA-Vive, contó que hace un año él tuvo que enfrentar “un aparataje gubernamental y que participó en forma abierta en las elecciones”.

Ahora, según Rodas existe la voluntad de trabajar en conjunto por defender y promocionar “los principios y valores del 23 de febrero”.

Tanta unidad mostró una fisura. El alcalde de Guaranda, Ramsés Torres, quien acogió una cita parecida el año pasado, no acudió. Aseguró que a esos eventos debe ser invitado el presidente de la República, Rafael Correa.

Tampoco asistió el Alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera, quien según medios locales está en Madrid.

DATOS

Mónica Chuji; Nivea Vélez, viceprefecta de Loja; y César Encalada, alcalde del Pasaje, estuvieron presentes en la rendición de cuentas del prefecto Carrasco.  

Varios concejales de la provincia del Guayas llegaron con el alcalde Jaime Nebot, por ejemplo, la vicealcaldesa Doménica Tabacci.

De igual manera asistieron el alcalde de Machala, Carlos Falquez; el burgomaestre de Tulcán, Julio Robles; el asambleísta de El Oro, Franco Romero; el prefecto de Morona Santiago, Marcelino Chumpi, además de los asambleístas Luis Fernando Torres y Cristina Reyes, ambos del Partido Social Cristiano.

Las más leídas