De 813 presidentes de juntas parroquiales, 115 son mujeres

- 17 de septiembre de 2019 - 00:00
Yilda Rivera (c), presidenta del Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales del Ecuador.
Foto: Archivo / El Telégrafo

Según datos del CNE, Loja es la provincia que posee el mayor número de titulares femeninas de gobiernos rurales, 14 de un total de 78. A este sector le siguen Guayas (13) y Manabí (10).

En el proyecto de vida de Soraya Sánchez no estaba presidir, en algún momento, la Junta Parroquial de Gral. Pedro J. Montero, del cantón Yaguachi (Guayas).

Ella estaba enfocada en sus planes sociales en la comunidad, sobre todo cuando fue vocal principal de la entidad, en el período 2014-2019.

En las elecciones pasadas, fue reelecta vocal de la Junta Parroquial y captó los votos necesarios para presidirla. “Esto demuestra que las mujeres podemos asumir un cargo público con responsabilidad y compromiso”, indicó Sánchez.

Ella es parte de las 115 mujeres, de los 813 presidentes de juntas parroquiales rurales del país, que lideran estas entidades públicas.

Datos del Consejo Nacional Electoral (CNE) indican que Loja es la provincia que registra el mayor número de presidentas de gobiernos parroquiales, con 14, de un total de 78 funcionarios.  

Le siguen Guayas, con 13, y Esmeraldas y Manabí con 10. Mientras que Pastaza no registra una mujer al frente en alguna de sus 17 parroquias rurales.

Yilda Rivera, presidenta del Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales del Ecuador, dijo que, si bien el marco legal considera la alternabilidad en la conformación de las listas, no es suficiente para que las mujeres, en su mayoría, estén al frente de las candidaturas.

“En las elecciones de juntas parroquiales se eligen 5 vocales y el más votado será el presidente, por lo que la mujer tendrá siempre dificultades para llegar a presidir la entidad”, manifestó Rivera.

Por ello, cree necesario que las organizaciones políticas conformen listas y binomios paritariamente, con secuencia de mujer-hombre, para que la mujer tenga una mayor representatividad.

Dayana León, de la Red de Mujeres Líderes de las Américas, dijo que este tema no solo se evidenció en las elecciones pasadas, sino también en los comicios de 2014.

“Existió una preocupación en las vocalías de las juntas parroquiales por la poca presencia de la mujer al frente de dichas entidades”.

Señaló que las organizaciones prefieren a los hombres para que encabecen listas en algún proceso electoral. “Mientras que las mujeres seguimos siendo las alternas, pero muy poco encabezamos alguna lista”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: