El Gobierno no quiere dividir al movimiento indígena

- 26 de noviembre de 2019 - 00:00

El Jefe de Estado rechazó las agresiones que sufrió una brigada de atención social en la comunidad de Tigua, en Cotopaxi. La Conaie aún no da una respuesta oficial.

"Nuestra tarea es unir a las comunidades, hacer que dialoguen, hacer que tengan contacto, no solo entre ellas sino que haya diálogo con el Gobierno", explicó el Primer Mandatario a un grupo de periodistas que le pedían su opinión sobre el incidente ocurrido en Tigua.

El Jefe de Estado explicó lo sucedido el pasado domingo en la comunidad Tigua, de la provincia de Cotopaxi, donde los integrantes de las brigadas del Plan Toda una Vida fueron impedidos, momentáneamente, de ingresar al poblado. Los responsables fueron un grupo de ciudadanos liderados por el presidente de la Conaie, Jaime Vargas.

"De una manera muy cortés se le dijo que nuestra tarea es netamente humana y social, que no se trataba de un tema político y los habitantes así lo consideraron y le pidieron al señor Vargas que deje cumplir con  la tarea".

Por eso, el Primer Mandatario recalcó que de existir alguna prueba de intentos de división "sancionaremos a  quienes estén tratando de dividir nuestras comunidades".

La comunidad Tigua era la última escala de una jornada de entrega de ayuda social a las comunidades de Cotopaxi durante el fin de semana. El sábado y domingo pasados, las brigadas recorrieron Saquisilí, Sigchos, Chugchilán, Angamarca y Guangaje y en ninguna se presentaron inconvenientes.

Por su parte, el  ministro de Inclusión Económica y Social, Iván Granda, recalcó que los habitantes de Tigua apoyaban a las brigadas de atención y estuvieron abiertas a mantener un diálogo con el Gobierno.

El funcionario cuestionó la actitud del presidente de la Conaie, Jaime Vargas. Mientras que la Conaie emitió un comunicado en el cual manifestó que se tergiversa lo sucedido en Tigua. En su documento se dice  que Vargas cumplía una agenda de actividades en Cotopaxi por las festividades de la Mama Negra y que junto con la dirigencia del Movimiento Indígena y Campesino del Cotopaxi (MICC) visitó varias comunidades. 

Supuestamente Vargas coincidió con la caravana del plan gubernamental y que, al tratarse de un territorio comunitario, actuó como “autoridad indígena", la cual “pedía una explicación del trabajo que realizaría” y también para constatar que “se entregaría ayuda técnica y social, sin ejercer división o proselitismo político”. 

El comunicado de la Conaie puntualizó que en “ningún momento se retuvo, impidió o amenazó a miembros de la brigada e incluso no tuvieron contacto con los mismos, sino solo con la Policía”. 

El Mandatario recalcó que la presencia de los funcionarios del Gobierno en territorio es identificar sus necesidades y brindarles la atención que necesiten.

El propio Jefe de Estado lideró la entrega de estos beneficios a los moradores de la Cooperativa Unidad Nacional, del cantón Durán, en la provincia de Guayas.

Dos familias fueron beneficiadas con ayudas técnicas como sillas de ruedas, colchones antiescaras, sillas de evacuación y juguetes.

Ana Soto, madre de familia de un joven con discapacidad en un 83%, recibió esos beneficios.

"Yo me siento muy agradecida de que el presidente se acuerde de los menos desfavorecidos y mi hijo, aunque tiene 30 años, es un niño que está contento de recibir estas ayudas".     

Adicionalmente a los equipos técnicos entregados, el Primer Mandatario destacó que también se entregaron créditos de BanEcuador entre $ 15.000 y $ 20.000  para ayudar al desarrollo de la familia a través de emprendimientos. Esto como parte de una ayuda integral de acuerdo a las necesidades, según comentó el jefe de Estado. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: