Exámenes para la Fiscalía fueron más rigurosos

- 22 de febrero de 2019 - 00:00
Foto: Archivo / El Telégrafo

Luego de la prueba escrita hubo una serie de críticas a ese proceso. Analistas afirmaron que una parte de los aspirantes no reúne el perfil para optar por el cargo.

Pruebas rigurosas, exceso de confianza y perfiles no adecuados para el cargo de Fiscal. Esas son las conclusiones a las que llegaron analistas, al conocer las bajas calificaciones del examen escrito de los 17 candidatos a la Fiscalía, que se realizó el 18 de febrero.

Ese examen contempló cinco tópicos: Derecho Constitucional, Derechos Humanos, Derecho Penal, Derecho Procesal Penal, Criminología y disciplinas afines.

En esa prueba Javier Bósquez, fiscal de Pichincha, logró la nota más alta: 15 sobre 20. Mientras la titular de la Fiscalía, Ruth Palacios, obtuvo 11 puntos; la directora de la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE), Diana Salazar, 10 puntos.

El experto en Derecho, Jorge Benavides, explicó que esa prueba fue rigurosa y permitió evaluar de manera más objetiva el conocimiento de los concursantes.

Sin embargo, en el Gobierno anterior los candidatos para el cargo de Fiscal obtuvieron mejores calificaciones en el examen escrito. Por ejemplo, el exfiscal Carlos Baca, quien fue destituido por la Asamblea, ganó el concurso para Fiscal en marzo de 2017.

El exasesor y amigo del expresidente Rafael Correa obtuvo 44 sobre 50 puntos en ese examen.

“Los postulantes sacaban notas muy altas. Ahora, que los procesos se estarían manejando de mejor manera, los resultados responden a la realidad”, opinó Benavides.

Según él, hubo un exceso de confianza en los participantes para ese cargo. Coincide con esa apreciación el jurista Salim Zaidan.

Los 17 candidatos no se prepararon ni revisaron con responsabilidad el marco jurídico y normativo de actuación que tiene un Fiscal General, dijo. “Un fiscal debe saber qué puede o no hacer en el ejercicio del cargo”, subrayó.

Ambos analistas explicaron que la baja calificación se debe a que los perfiles de los candidatos no son los mejores. La catedrática y experta en derechos humanos Susana Fernández hizo otra observación a la calificación.

“Los perfiles no reúnen las mejores credenciales posibles, como pasó en la Corte Constitucional”, dijo.

Ella recomendó que los concursos sean más estrictos para buscar a los mejores ciudadanos para ocupar ese cargo.

El académico Marlon Orbea subrayó que la prensa y los líderes políticos crearon una gran expectativa sobre ciertas candidaturas que no obtuvieron las mejores calificaciones.

Al respecto, Diana Salazar, la directora de la UAFE, señaló a EL TELÉGRAFO que “tengo la capacidad de responder esa y  a cualquier otra prueba, siempre y cuando sea acorde a los parámetros establecidos por el propio Consejo de Participación Ciudadana”.

La funcionaria solicitará que ese concurso sea público para que la ciudadanía conozca a los candidatos.

En ese concurso, además, otro grupo de postulantes cuestionó la formulación de las preguntas que hizo la Comisión Académica.
El exdirector del Consejo de la Judicatura Transitorio, Juan Vizueta, aclaró que se enfrentaron a preguntas ambiguas.

Él alcanzó una nota de 10 sobre 20. En cambio, el juez de la Corte Nacional de Justicia, Merk Benavides, consideró que el examen fue de un nivel alto. Él obtuvo una puntuación de 12 sobre 20.

Incluso, el integrante del Consejo de Participación Ciudadana Transitorio, Xavier Zavala, señaló que algunas preguntas “se prestaban para varias respuestas”.

Sin embargo, la nota del examen escrito quedó eclipsada por los buenos resultados que recibieron los candidatos en la fase de méritos: de 50 puntos. Algunos postulantes obtuvieron esa calificación. La próxima semana se realizará la audiencia oral en el pleno del Consejo de Participación. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: