Elizabeth Cabezas destaca una agenda legislativa priorizada en su rendición de cuentas

- 13 de febrero de 2019 - 21:06
Foto: Cortesía

La aprobación de 18 leyes con un respaldo mayoritario en la Asamblea fue uno de los puntos más destacados en el informe de labores que dio esta noche la presidenta de la Legislatura, Elizabeth Cabezas.

La rendición de cuentas se cumplió en los salones de la histórica estación de tren de Chimbacalle. El auditorio estuvo lleno y participaron varios parlamentarios de Alianza PAIS.

En su informe sostuvo que priorizó una agenda legislativa con leyes a favor del crecimiento económico, la generación de empleos, la creación de polos de desarrollo y la atención a zonas desprotegidas como las provincias fronterizas.

Pero en esta agenda también se incluyeron temas de relevancia social, como la norma de protección y prevención de la violencia contra la mujer; de educación superior y sobre la seguridad social para los campesinos.

En ese contexto, Cabezas recordó que la mayoría de las normas se aprobaron con más de 71 votos, que es la cifra necesaria para dar el visto bueno a los proyectos legales. Incluso, hubo propuestas que se calificaron casi por unanimidad. Por ejemplo, la amazónica que obtuvo el respaldo de 123 de los 137 asambleístas. En este grupo también están las de educación superior, con 120 votos; la reforma para el pago de maestros jubilados (119); de seguridad social campesina con 118  y de desarrollo fronterizo con 114 votos.

“Lo más importante como país es plantearse objetivos y para llegar esas metas debemos definir los pasos y acuerdos que debemos tener (…)  El país demanda la capacidad de consensos y diálogos para cumplir los objetivos”, recalcó Cabezas.

Cabezas además destacó el proceso de ahorro que se cumple en la Legislatura. Ella sostuvo que cuando asumió el cargo en el 2018 había 1.500 funcionarios y se hizo una revisión para optimizar el personal y este momento existen 1.265 empleados. A esto se suma la reducción de un 5% en los sueldos de los asambleístas y el nivel jerárquico del Parlamento.

A veces hay que tomar medidas duras, para prevenir un mal mayor y precautelar el largo plazo”, reflexionó la Presidenta de la Asamblea.

En el ámbito del control y la fiscalización se evidenció que cada mes acuden a la Asamblea 40 autoridades que deben informar sobre sus actividades. Además, se recordó los procesos de autodepuración que determinaron la salida de dos legisladoras; Sofía Espín, de la bancada de la Revolución Ciudadana, y Norma Vallejo de Alianza PAIS.

Cabezas recalcó que la Legislatura no esquiva su responsabilidad para frenar y sancionar los casos de corrupción, pero sostuvo que más allá de los escándalos hay un trabajo legislativo del día a día que debe ser destacado. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: