“El SIDH refleja el nuevo imperialismo”

04 de octubre de 2013 - 00:00

Ecuador y Bolivia analizarán su continuidad en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH) si  en la Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA) de 2014 no se producen cambios sustanciales.    

Así lo anunció ayer el presidente ecuatoriano Rafael Correa durante una visita a Cochabamba, donde se reunió con su homólogo Evo Morales para tratar asuntos bilaterales. “Hemos decidido esperar hasta la  nueva asamblea de la OEA el año próximo y si no hay cambios sustanciales en cuanto a la sede, financiamiento, igualdad para todas las relatorías, (vamos a) reflexionar seriamente sobre nuestra continuidad en ese sistema interamericano de derechos humanos que tiene evidentes contradicciones”, dijo Correa.

“No es que podemos prescindir de las transnacionales; podemos controlarlas, utilizarlas para el bien común”
Rafael Correa
Presidente de Ecuador


“Tengo mucha confianza en la Celac y en Unasur, hay que impulsar ese trabajo permanente de cómo entendernos”
Evo Morales
Presidente de Bolivia
Según el Mandatario, el SIDH es una de las instituciones que reflejan el “nuevo imperialismo”, que tienen igual brutalidad, pero con mejores adornos.

Insistió en la posición del Gobierno en que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) no puede tener su sede en Washington y ser financiada por Estados Unidos, porque este país no ha suscrito el Pacto de San José, el cual da vida al SIDH.

Correa reiteró que la asamblea de la OEA, prevista para 2014, debe decidir cambios sustanciales sobre la sede de la CIDH, su financiamiento y establecer una igualdad para todas las relatorías, para que no sea un espacio de la política internacional de un país o para la defensa de ciertos capitales.

El Mandatario arribó en la madrugada de ayer al aeropuerto internacional Jorge Wilstermann. Allí fue recibido por el ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca; el embajador de Ecuador en ese país, Ricardo Ulcuango, entre otras autoridades.

Previo a la cita con Morales, el Jefe de Estado ofreció dos entrevistas a Russia Today y al canal estatal Bolivia TV. Paralelo a la reunión con su homólogo, las delegaciones de ambos países trataron temas de interés bilateral relacionados con la educación y la salud.

Programa para migrantes

Uno de los temas acordados en la cita fue que Ecuador compartirá con Bolivia las experiencias sobre los programas para impulsar y facilitar el retorno de migrantes. “Evo nos ha pedido que expliquemos, compartamos el programa ‘Bienvenidos a Casa’ y lo haremos con mucho gusto”, dijo el Mandatario.

Ese plan ayuda a los migrantes a pagar el pasaje de retorno, a movilizar el menaje exonerado de impuestos y en Ecuador hay acceso a líneas de crédito.   

Pero este no es el único programa que se puede compartir, aseguró el Mandatario, ya que Ecuador cuenta con otros que, por ejemplo, buscan “revertir esa fuga de cerebros que hubo durante los (años) 90 e históricamente”.

Ahora el proceso se ha revertido, pues  están saliendo talentos de Europa para trabajar en el país. Otro de los temas que trataron en la cita fue la educación. En ese contexto, Ecuador invitó a que jóvenes estudiantes de Bolivia conocieran el proyecto de la Universidad de Yachay, incluso ofreció becas.

Luego, Correa mantuvo un encuentro con organizaciones sociales en el hotel Cochabamba y después se dirigió con Morales a un acto cultural en el poblado cocalero de Ivirgarzama, en la región del Chapare, donde residen las bases que apoyan al gobernante indígena. Posteriormente el Mandatario ecuatoriano retornó a Ecuador.

CORREA DENUNCIA OFENSIVA

El presidente Rafael Correa instó a estar atento ante lo que consideró “una gran contraofensiva conservadora” tras señalar que la región afronta “una reconstitución de la derecha” y que “ha perdido impulso el ímpetu integrador”.

Durante una entrevista con el canal Bolivia TV, en Cochabamba, pidió cuidado al analizar América Latina porque si bien tuvo unidad frente a un comportamiento “torpe” y “burdo” del ex presidente estadounidense George W. Bush y se formaron gobiernos de izquierda, hoy existe “una reconstitución de la derecha en el continente”.

“Debemos reconocer esas realidades para, con mucha más energía e inteligencia, tratar nuevamente de retomar el cauce histórico. Creo que es ineludible, pero puede ser demorado por fuerzas retardatarias”, opinó.

Citó el bloque de la Alianza del Pacífico (Colombia, Chile, Perú y México) que “no concibe la integración para crear una sociedad de ciudadanos de la región, sino un gran mercado, crear consumidores”.

DATOS

En la cita estaba prevista la presencia del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pero éste se excusó por una gripe.

Los tres presidentes tenían previsto tratar temas relacionados con la integración regional, como el fortalecimiento de la ALBA, Unasur y Celac.

En vista de la ausencia de Nicolás Maduro, el encuentro entre Rafael Correa y Evo Morales se limitó a tratar temas de interés bilateral, sobre todo en el campo social y cooperación mutua.

Por la tarde  los dos mandatarios presidieron en la región de Chapare, bastión de Morales, un encuentro con dirigentes de las bases cocaleras y con organizaciones de campesinos e indígenas que apoyan al Jefe de Estado boliviano.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: