Los diálogos en la Asamblea no se consolidan

- 07 de junio de 2019 - 00:00
El juicio político contra María Fernanda Espinosa duró alrededor de ocho horas.
Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

Parlamentarios del PSC e independientes critican los incumplimientos, principalmente de la bancada de Revolución Ciudadana y de una parte de Alianza PAIS.

“La fiscalización no es parte del acuerdo legislativo”. Así se refirió la asambleísta de Alianza PAIS, Ximena Peña, al explicar la votación del pasado miércoles 5 de junio, en el juicio político contra la excanciller María Fernanda Espinosa.

“Respetemos a los compañeros de bancada que votaron a favor y a quienes se abstuvieron”, mencionó. Estas aseveraciones las realizó, aun cuando la posición de la bancada era por la censura.

La jefa de bloque de AP indicó que no existió contundencia en los argumentos de los interpelantes, Cristina Reyes, del Partido Social Cristiano-Madera de Guerrero (PSC-MG), y Fernando Flores, de CREO, que “se centraron en el tema de la frontera y omitieron el caso de Julian Assange”.

Para Peña, los argumentos estaban en contra del trabajo del Gobierno en la frontera norte y esa sería una de las razones por las cuales la bancada votó diferente.

Pero Cristina Reyes, del PSC-MG, tuvo otra lectura. Dijo que con los resultados de la votación se obstruyó el juicio político y por eso se debe analizar la posición de AP y de la Revolución Ciudadana (RC), puesto que los últimos faltaron a su palabra. “Hasta el último momento los legisladores de RC dijeron que apoyarían la censura, pero no tienen palabra”, recalcó la asambleísta.

Reyes dijo que no se podía obviar el tema de Assange en el juicio, aunque no fue expuesto en el Pleno; “sabían (los de Revolución Ciudadana) que la señora Espinosa tenía mucho que ver en la trama de la naturalización”.

Los bloques independientes también criticaron la situación; Eliseo Azuero, de Acción Democrática Independiente (BADI), comentó que una vez más la facultad fiscalizadora se vio coartada.

No descartó una nueva convocatoria entre los jefes de bancada para analizar si mantienen el acuerdo con AP. “Si ellos siguen bloqueando la fiscalización tendrán que atenerse a las consecuencias”.

Jimmy Candell fue conciliador. Acotó que el acuerdo para la presidencia de César Litardo fue de 78 votos, mientras que la censura de Espinosa requería de 91. “Ahí no hay un acuerdo para ganar con las dos terceras partes y faltó comunicación”. Señaló que al interior de su bancada existe inconformidad, puesto que el acuerdo no se cumple.

Luis Pachala, de CREO, dijo que hay la posibilidad, de acuerdo con el artículo 145 de la Ley de la Función Legislativa, de reconsiderar la votación en la siguiente sesión, puesto que la misma se suspendió. “Depende de la voluntad de interpelantes y legisladores, pueden venir de los 87 votos. Se puede usar esa figura”, puntualizó. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: