Los datos del bce indican que el país realiza operaciones desde 1995

Correa: “Pusimos a trabajar el oro que no generaba ingresos”

- 05 de junio de 2014 - 00:00
El Presidente Correa mantuvo un encuentro con medios internacionales para explicar el derivado financiero con oro que ejecuta el BCE. Foto: Cortesía Presidencia de la República.

Los datos del bce indican que el país realiza operaciones desde 1995

En un conversatorio con los representantes de los medios internacionales, el presidente Rafael Correa explicó ayer el derivado financiero con oro que actualmente ejecuta el Banco Central del Ecuador (BCE) con Goldman Sachs, uno de los grupos de inversión y valores más grandes del mundo.

El Mandatario señaló que el Estado puso a trabajar el oro a favor del pueblo ecuatoriano: “Ponerlo a trabajar es lo inteligente; ni siquiera es la primera vez, nos sirve de colateral de un préstamo”.

Consideró que “tener un activo y no utilizarlo, ya no es riqueza”, pues indicó que el oro ecuatoriano permanecía en bóvedas del banco suizo, generando egresos para el Ecuador por los costos financieros.

Patricio Rivera, ministro de Finanzas, afirmó que 600.000 onzas troy son parte del acuerdo. Según el funcionario de Estado, esto equivale a $ 600 millones. Explicó que se invierte en títulos altamente líquidos, a través de un banco de inversión (Goldman Sachs).

“Hemos conversado con 5 de los 6 bancos más importantes en el mundo, para garantizar (...) que en vez de costarnos nos represente algo, en términos financieros, para el país”, agregó.

Rivera explicó que un derivado financiero es un instrumento mediante el cual el BCE invierte el oro de la República, pero obtiene un rendimiento en vez de pagar costos financieros. Detalló que como contraparte se arma una cadena en donde el país puede beneficiarse eventualmente de financiamiento y de otro tipo de operaciones.

Enfatizó que el año pasado se exportaron $ 499 millones de oro y este año se calcula $ 1.000 millones. Para ello, el Estado trabajará con los mineros artesanales.

Rivera destacó que con esta operación el Estado puede tener un negocio colateral, “aparte de meternos en la cadena de producción, podemos ofrecer un activo con cierta regularidad”. Así, aparte del precio del oro, se reduciría el financiamiento en favor del país.

Diego Martínez, presidente del BCE, comentó que ahora es común realizar operaciones con oro. Explicó que en el gobierno de Jamil Mahuad se lo efectuaba, “pero como lo hace la Revolución Ciudadana, es un escándalo”.

Detalló que en 1995 (Sixto Durán Ballén), 2002 (Gustavo Noboa) y 2003 (Lucio Gutiérrez) fueron comunes las operaciones con oro, “se hacían por montones”.

Martínez detalló que Goldman Sachs es uno de los bancos internacionales que aplica los instrumentos de la Reserva Internacional de Libre Disponibilidad (Rild). Afirmó que el instrumento de inversión es de doble A; es decir, altamente seguro. “Puede hacerse líquido en 7 días”, destacó.

El funcionario anotó que ahora una onza de oro está por $ 1.250. “El BCE va a hacer una política cada vez más intensiva de negociaciones en el mercado del oro, porque es un activo que debe generar rentabilidad. A mí no me sirve tener un oro que brille y no me produzca nada”, reiteró.

Relaciones con EE.UU.

En otros temas, el Mandatario destacó que quiere mantener las mejores relaciones con EE.UU. en un ambiente de respeto mutuo. “Estamos dispuestos a mantener las mejores relaciones con todos los países del mundo, pero en un marco de mutuo respeto y que tengan la representación diplomática necesaria”, dijo.

Señaló que el canciller Ricardo Patiño recibirá a Roberta Jacobson, subsecretaria del Departamento de EE.UU., en julio próximo. “Los tiempos han cambiado. Aquí tienen un país soberano y el presidente no está preocupado de esos trámites burocráticos”, añadió.

El vicecanciller Leonardo Arízaga señaló que la agenda incluirá temas migratorios y comerciales.

Cumbre del G77

El Mandatario confirmó que participará en el primer día de la Cumbre del G77 más China, que se celebrará el 14 y 15 de junio en Santa Cruz (Bolivia). En el encuentro -dijo- defenderá “la necesidad de una acción colectiva global” frente al “imperio del capital”.

Hasta el momento, 34 presidentes confirmaron su asistencia a la cumbre de Bolivia, que ocupa la presidencia temporal del G77 más China, integrado por 133 países.

Datos

Correa expresó su apoyo a la celebración de una reunión de presidentes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) propuesta por el Gobierno de Venezuela, para tratar la crisis que vive ese país. “Somos partidarios de esta reunión. Obviamente Venezuela se halla frente a un acoso permanente, eso es parte de la restauración conservadora”, dijo.

El gobernante denunció que existe “una estrategia preestablecida” en contra del gobierno venezolano y resaltó que son “ya 4 meses de constantes protestas”.

También alertó que “hay ayudas concretas” a favor de los organizadores de las movilizaciones. Subrayó que “incluso el gobierno venezolano denunció un intento de magnicidio con pruebas importantes”, como las “comunicaciones entre los conspiradores”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: