Correa: líderes de Sarayaku desafían estado de derecho al proteger a fugitivos de la ley

26 de abril de 2014 - 12:33
El Presidente de la República, Rafael Correa, durante el Enlace Ciudadano No. 371, realizado en 105 Stadium de Génova. Foto: Presidencia

El presidente Rafael Correa criticó la decisión del pueblo de Sarayaku de dar protección a Cléver Jiménez, Fernando Villavicencio y Carlos Figueroa, sentenciados por injurias contra el Mandatario y sobre quienes pesa una orden de captura.

"La comunidad de Sarayaku es una comunidad altamente politizada, se victimiza", sostuvo Correa durante el Enlace Ciudadano 371 desde Génova, Italia. Añadió que ciertos dirigentes de ese pueblo han desafiado el estado de derecho en Ecuador al desobecer una sentencia judicial.

"Ahí están escondidos estos tres tipos, fugitivos de la justicia, y han decidido darles protección, es decir desafiando todo el estado de derecho", apuntó el Mandatario. 

"Imagínense si se sienta ese precedente: que cualquier comunidad se considera con la autoridad para desobedecer una sentencia judicial y proteger fugitivos y proclamarlos de esa manera. Se dan cuenta lo que está pasando en Ecuador", apuntó Correa al recalcar que eso no pasaría en países de Europa.

"Eso nos tratan de imponer en Ecuador con el aplauso de la prensa corrupta, por tratar de hacerle daño al gobierno, (pero) qué daño le hacen al país", sostuvo al cuestionar a diario El País de España, que un artículo publicado hoy asegura que la comunidad Sarayaku acogió a Jiménez, Villavicencio y Figueroa, a quienes califica como "hostigados" y perseguidos por Correa.

El Jefe de Estado recalcó que en realidad se trata de "tres calumniadores que firmaron una denuncia falsa contra el Presidente, acusándolo de criminal de lesa humanidad" y que fueron sentenciados por el sistema de justicia, "en un juicio por demás transparente".

"Así es como se distorsiona todo", recalcó el Mandatario al criticar la doble moral cuando  incluso en España ese delito se sanciona incluso con una pena mayor.

Correa leyó uno de los capítulos del artículo 456 del Código Penal español, que estipula que los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, imputaren a alguna persona hechos que, de ser ciertos, constituirían infracción penal, si esta imputación se hiciera ante funcionario judicial o administrativo que tenga el deber de proceder a su averiguación, serán sancionados: con la pena de prisión de seis meses a dos años y multa de doce a veinticuatro meses, si se imputara un delito grave.

"O sea en España también se hostigan a los opositores políticos. Para que vean la doble moral de esta gente. Eso es sancionado prácticamente en todas las partes del mundo (...) Diario El País está tratando de posicionar que por ahí un desubicado como Cléver Jiménez me dijo criminal de lesa humanidad, por eso lo enjuicié y lo metí preso. No compañeros, presentaron una demanda penal, con firma de abogado, con dos testigos además, acusando al Presidente de criminal de lesa humanidad. Nueve meses duró esa investigación", recalcó Correa.

"Nos quieren engañar (...) Tenemos que reaccionar, nos quieren robar la verdad, la referencia. El malo no soy yo, el malo es el que presenta una barbaridad así contra una persona inocente, porque yo puedo ser Presidente de la República, pero sigo siendo persona, ser humano, padre de familia, esposo, hijo, etcétera", añadió.

"Mientras yo sea presidente defenderé la verdad y mi honra. Y la defenderé de la manera que se hace en los países civilizados, es decir, utilizando las leyes", finalizó.

 Durante el Enlace, que se desarrolló en Stadium 105 de Génova (Italia), Correa hizo un resumen de las actividades que realizó durante su visita a Europa. Mañana tiene previsto participar en la canonización de los papas Juan Pablo II y Juan XXIII en El Vaticano.

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: