23 mil perjudicados por la quiebra de cooperativas tienen una nueva oportunidad

- 04 de agosto de 2018 - 12:58
Esteban Bernal, asambleísta por Azuay de CREO.
Foto: Álvaro Pérez / EL TELÉGRAFO

Esteban Bernal, asambleísta por Azuay de CREO, propone reformas al Código Orgánico Monetario y Financiero para devolver el dinero a los cuenta ahorristas. El legislador presentó esta semana su iniciativa legal.

¿Qué le empuja a proponer estas reformas al sistema de cooperativas?
En mi campaña electoral me comprometí a ayudar a socios que fueron afectados en la provincia del Azuay por el quiebre de las cooperativas. La cooperativa Coopera, fue una de las más emblemáticas que quebró en el país durante el gobierno de (Rafael) Correa. Estoy buscando la solución para casi 3.000 familias que fueron perjudicadas porque quebraron 314 cooperativas de ahorro y crédito en la época del correato. La mayoría de ellas pertenecen al sistema de la economía popular y solidaria.

¿Por qué quebraron esas cooperativas?
Quebraron por falta de control, por mantener las cooperativas bajo la regulación del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) que no hizo nada por ellas. Esa cartera de Gobierno permitió que se vulneren todos los derechos de los cuenta ahorristas. Incluso esas cooperativas tuvieron problemas de lavado de dinero, de retiro de recursos sin respaldo, entre otros. Hoy tenemos 23.000 perjudicados a quienes se les adeuda 145 millones de dólares.

¿Cuál es su propuesta para devolver esos millones de dólares a los perjudicados?
Es una propuesta de reforma a 2 artículos del Código Monetario y Financiero. El artículo 316, que permitirá liberar 5 millones de dólares de las liquidaciones del Consejo Nacional de Depósitos (Cocede). Allí hay recursos de ciudadanos que de manera irresponsable o arbitraria no se han retirado su dinero de las cuentas de las liquidaciones. ¿Por qué no lo han hecho? Porque no les interesa recuperar 20 o 30 dólares, eso genera una gran cantidad de recursos para ayudar a los cuenta ahorristas de las cooperativas. Esa es una primera solución. La segunda es tomar los recursos de 10 mil y 20 mil dólares que están en las liquidaciones de aquellos ciudadanos que no han justificado esos recursos. ¿Cómo así un ciudadano que tiene 10 mil 0 20 mil dólares en una cooperativa no pide la devolución de sus dinero? Entonces hay que usar esos recursos inamovibles de las grandes cuentas ahorristas para pagar a los que tienen poco capital.

Usted mencionó el caso Coopera, una excooperativas que era la más grande en Azuay. ¿Por qué?
Coopera en Cuenca generó 2 millones de dólares que no estaban justificados y que se usaron en la campaña electoral del 2018. Esta es una denuncia que está en la Fiscalía de Cuenca y habrá que ver lo que ocurre con ella. En mi ciudad dicen que esa cooperativa utilizó dinero de sus socios para hacer la campaña política de un asambleísta.

Lo interesante es que encontremos una solución al hueco financiero de las cooperativas. El segundo artículo que pedimos reformar es el 312 del Código Monetario Financiero para conformar un fideicomiso de todos los activos y excedentes de pagarés, activos fijos en encaje de cartera. Ese fideicomiso tendrá casi 85 millones de dólares y con él se lograría pagar casi al 95% de los 23.000 perjudicados por el cierre de las cooperativas.

¿Por qué cree que el exgobierno no se hizo nada por este problema?
No había interés. Este rato está vigente el artículo 317 del Código Monetario y Financiero que dice: de existir un excedente de liquidación de una cooperativa eso pasa al Estado. Este debe devolver esos recursos, pero no lo ha hecho. La Constitución en artículo 108 determina la prohibición de salvatajes financieros. Mi reforma propone que esos excedentes de 85 millones de dólares que vayan al fideicomiso que pague a los perjudicados a las víctimas de las cooperativas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: