La Alcaldía de Cuenca se concentra en temas de agua y buses eléctricos

- 25 de febrero de 2019 - 00:00
La campaña electoral, en la capital azuaya, se centra en los medios de comunicación y en las principales avenidas.
Foto: Archivo / El Telégrafo

En la ciudad se han realizado varios debates, pero ninguno de ellos ha juntado a los 13 aspirantes.

En Cuenca circulan 475 buses que a diario movilizan alrededor de 100 mil usuarios en distintos lugares del cantón. El actual Concejo cantonal -en julio de 2018- decidió subir el pasaje a $ 0.30 al público, pero también pidió que todas las unidades sean cambiadas.

La Cámara de Transporte inició el proceso en noviembre y más de 60 nuevas unidades ya están laborando. Sin embargo, varios candidatos creen que la solución está en comprar buses eléctricos para poner al servicio de la ciudadanía.

El postulante a la Alcaldía Gustavo Jara indica que se hace necesario, a más de este tipo de carros, utilizar la bicicleta y el tranvía, y de esta forma dejar de contaminar la ciudad, incluso plantea la construcción de un teleférico, tanto en la parte norte, como en el sur de la ciudad.

Jaime Astudillo, a su vez, va más allá e indica que en pocos años más, un total de 67 mil vehículos circularán por la ciudad en horas pico, lo que hace necesario un trabajo mancomunado con la ciudadanía para evitar las grandes contaminaciones.

Los recursos naturales que tiene Azuay es un tema “caliente” en Cuenca, debido a la cercanía con el proyecto minero Loma Larga y con “Río Blanco”, que se encuentra en la parroquia Molleturo y que ha dividido a la población.

Por ello los candidatos manejan prudentemente el tema. Sin embargo, Astudillo piensa llamar a una consulta popular para que sea la población la que decida.

Los candidatos también hablan de un Municipio “muy endeudado” y, sobre todo, lleno de burocracia. Para el candidato Lauro López es necesario reducir el personal y de esa forma, según él, se ahorraría $ 10 millones al año.

Varios de ellos plantean que habría que poner en marcha una austeridad y que la misma sería dejar de utilizar los vehículos municipales, como primer paso, y también desconcentrar sus oficinas para que no estén solo en el parque Calderón. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: