El reajuste en el servicio exterior está en marcha

- 11 de junio de 2018 - 00:00
Hoy, el presidente Moreno aceptará la renuncia de María Fernanda Espinosa a la Cancillería. Su nuevo cargo será presidir la Asamblea General de la ONU.
Foto: Marco Salgado / EL TELÉGRAFO

En el 2016, el personal externo de la Cancillería de Ecuador era de 824 trabajadores. Hasta este mes, el número se redujo a 586 funcionarios.

Para agosto próximo está previsto que la Cancillería finalice con el proceso de aplicación de la reestructuración de aproximadamente 140 sedes diplomáticas del país.

Esto, como parte de la aplicación de la “plantilla óptima” -iniciativa de la saliente ministra de Relaciones Exteriores, María Fernanda Espinosa,- con el fin de reducir el personal en el exterior en un 10%.

A decir del viceministro de Movilidad Humana, José Luis Jácome, antes de aplicar la medida, se evaluaron los consulados y embajadas, de acuerdo con su producción y a las necesidades que tienen los migrantes.

El año pasado, la Cancillería tuvo un presupuesto requerido de $ 160 millones; de ellos el 46% correspondía a gastos de personal y el 54% para bienes y servicios, como pagos de los arriendos de las sedes del exterior.

En cambio, para 2018, esa cartera de Estado tiene asignado un presupuesto de gastos de $ 141,8 millones.

La merma en el personal se ha evidenciado con mayor claridad, en los últimos tres años. Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, en mayo de 2016 (anterior Gobierno) existían 824 trabajadores en el servicio exterior.

En cambio, en ese mismo mes pero de 2017, cuando todavía era canciller Guillaume Long, el número de servidores a nivel externo era de 768.

Esa cifra paulatinamente se redujo; a este mes el número de servidores es de 586. Se prevé que la estadística continúe reduciéndose.

Sin embargo existen casos en donde la plantilla aumentó. En la Embajada de Ecuador en Brasil, según su representante Diego Ribadeneira, se estableció a nueve personas, entre diplomáticos, secretarias, conductor y personal de limpieza.

El aumento se debe -según el Embajador- al mejoramiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países. En el anterior Gobierno, tan solo existían dos diplomáticos y dos administrativos.

Política de austeridad

El ministro de Trabajo, Raúl Ledesma, indicó que todas las carteras y secretarías de Estado afrontan un proceso  de reestructuración organizacional, que implica la revisión de las plantillas laborales a su cargo.

“Ese proceso no terminó”, dijo, al mismo tiempo, señaló que esa aplicación se hizo en la Vicepresidencia, tras la destitución de Jorge Glas.

Según Ledesma, la optimización del Estado finalizará en 45 días. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: