“Ahora mismo nuestra vida depende de la digitalización”

- 30 de mayo de 2020 - 00:00
Belisario Contreras. Gerente del Programa de Ciberseguridad de la Organización de Estados Americanos (OEA).
Foto: Cortesía Ciberseguridad de la OEA

Gobiernos, políticos y sociedad civil están supeditados a los activos digitales y en todo este proceso juegan un rol importante las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación).

La manipulación de la información, la desinformación y los ataques en el ciberespacio no son ajenos hoy en día para quienes transitan en el mundo digital. Más en estos últimos meses en que debido a la pandemia global vivimos en confinamiento, pero interconectados.

Para una visión más amplia de lo que sucede a diario con la vida digital, Belisario Contreras, gerente del Programa de Ciberseguridad de la OEA, habló con EL TELÉGRAFO.

¿Cuáles serían las amenazas de seguridad en el ciberespacio, en estos tiempos de pandemia?
Es importante tener en cuenta que debido a las medidas de distanciamiento social, muchos países han incrementado su necesidad en activos digitales. No solamente los Gobiernos sino también el sector privado y hasta la sociedad civil (...) se están recibiendo clases vía virtual, muchos negocios se están adaptando. El país también tiene que responder de esa misma forma con servicios digitales. Es muy importante cambiar de mentalidad hacia todos los aspectos de ciberseguridad; lo hemos procurado por nuestra integridad física, también es muy importante cuidar nuestra integridad digital.

A nivel de Gobierno, los activos digitales van a permitir que el país funcione, pero también es muy importante que la sociedad civil se comprometa, en esto hay que ser multiparticipativo; debe tener un enfoque de género y el sector privado también, por supuesto, tiene que proteger sus activos digitales, así como a sus empleados y sus clientes. Así como hay muchos beneficios, también hay bastantes desafíos para tomar en cuenta.

Cuando habla de activos digitales ¿a qué se refiere?
Cuando hablamos de activos digitales hoy en día estamos hablando casi de todo. El Ecuador está haciendo un gran trabajo, estamos apoyando al Gobierno en el desarrollo de su estrategia nacional de ciberseguridad (...) Tanto la Presidencia como la Vicepresidencia y Cancillería están jugando un rol muy importante.

Ahora mismo nuestra vida depende de la digitalización. Estamos conectados por teléfono, pero eso es un medio de las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación), seguramente te conectas a tu trabajo y tienes investigaciones en tu computadora, entonces es supremamente valiosa la integridad de esta información.

Mucha de la infraestructura crítica del Gobierno depende también de las TIC, desde cómo recibes el agua de tu casa, hasta cuando interactúas con el Gobierno para pagar impuestos o algo, muy seguramente están interconectados. La sociedad civil tiene que enfocarse en que estamos con mucha información de redes sociales, a través de las diferentes plataformas donde estamos interactuando y es muy importante la integridad, la veracidad de toda esta información. Van a haber muchos desafíos nuevamente, pero lo importante es empezar a cambiar, tener un cambio de mentalidad.

En lo que se refiere al teletrabajo, ¿cuáles son las amenazas más recurrentes en estos tiempos?
Creo que en lo que tenemos que enfocarnos es en educar a las personas que se están conectando. Las amenazas siempre han persistido, lo único es que de pronto se han adaptado a la realidad. Hay diferentes cursos y herramientas que son gratuitas y muchas veces no las tomamos, entonces la invitación es a todos los usuarios finales a aprender un poco más de cómo manejar nuestros activos digitales.

¿Con qué herramientas cuentan los ciudadanos inmersos aún en el analfabetismo digital?
Creo que todo el mundo ahora está aprendiendo a utilizar la tecnología, quiéralo o no. Lo que es importante es cambiar la mentalidad de cómo accedemos a esa tecnología. La OEA el año pasado con Twitter sacó un manual de buenas prácticas de cómo utilizar esta red social y cómo poder analizar esta información.

Ese manual es aplicable a otras redes sociales (...) básicamente hay que ver cuál es el autor, las fuentes, mirar las fechas, algunas noticias hay que saber discernir entre qué es sátira y qué no; porque hay noticias que son sátira y la sátira a veces es positiva; hay que procurar la libertad de expresión.

¿Cómo evalúa este cambio de trabajo de físico a digital, es decir al teletrabajo?
La pandemia global del covid aceleró el teletrabajo, pero no es algo que haya pasado de un momento a otro; muchas empresas incluyendo la OEA han llevado a cabo prácticas de teletrabajo. Afortunadamente tenemos instituciones fuertes, esto nos ha permitido también ver que en las Américas hemos sido bastante creativos, nos hemos adaptado pese a todas las circunstancias y creo que las herramientas tecnológicas nos han permitido adaptarnos a este ambiente.

¿Cree usted que los políticos han sido blancos de ataques de ciberdelincuentes?
Hay muchos reportes sobre esto, que es algo más que a los políticos. La OEA está trabajando también mancomunadamente en unos productos en cuanto a ciberseguridad y procesos democráticos. Esperamos que estén disponibles en los próximos meses para toda la región.

¿Y en qué se basan?
Son trabajos que venimos realizando por varios meses, más de un año, esto es una iniciativa en la que realizamos encuestas, mesas de discusión con diferentes actores, con representantes técnicos, entonces esperamos tener ese informe pronto.

¿Cuál es el perfil del ciberdelincuente?
Hay que tener en cuenta que muchas veces estos actores maliciosos no actúan solos, pueden ser organizaciones criminales, pueden incluso haber actores nacionales, entonces es importante también ver que hay una coordinación de estos actores. Si son transnacionales y tenemos una respuesta transnacional, en el país es algo que junto con el Ministerio de Relaciones Exteriores se está teniendo un liderazgo bastante importante.

¿Cuál es el trabajo de ciberseguridad de la OEA?
Trabajamos en época de política tanto nacional como en la región, en intercambio de información y fortalecimiento de capacidades tanto con archivos de respuesta de incidencia de ciberseguridad y en incrementar la red de conciencia. Aquí trabajamos en el desarrollo de esos documentos, así como en iniciativas de género supremamente importantes, entre otras iniciativas. También hay otro grupo especializado en materia de delitos cibernéticos, otros que trabajan en la Junta Interamericana en los temas de defensa, pero el trabajo es bastante variado y dinámico. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP