El Mandatario desmintió denuncia de comisión

Avalúo de tierras de refinería lo hizo cabildo de Montecristi

- 20 de febrero de 2016 - 00:00
El presidente Rafael Correa viajó a Chillanes, en Bolívar, para liderar el gabinete itinerante. Hoy transmitirá desde allí su enlace ciudadano.
Foto: Cortesía / Presidencia de la República

El presidente Rafael Correa aclaró que la compra de terrenos para construir la Refinería del Pacífico se realizó de acuerdo con el avalúo municipal. Con ello rechazó la denuncia de una autodenominada Comisión Anticorrupción respecto a un sobreprecio en esa transacción. “Hemos pagado al avalúo municipal; eso es lo legal”, afirmó el mandatario desde Chillanes (Bolívar), donde instaló el gabinete.

1.000 hectáreas fueron adquiridas para construir la obra.

El gobernante indicó que para evitar potenciales actos de corrupción propuso el impuesto a la plusvalía. El tributo combate “el subregistro de propiedades y esas trampas que se hacían para sacarle la cabeza al sector público, para evitar esas ganancias ilegítimas y extraordinarias”.  

La autoproclamada Comisión Anticorrupción pidió que la Fiscalía investigue la compra del terreno para la Refinería del Pacífico, en Manabí. Ellos se sustentan en un informe de Contraloría que determina que el predio de 1.347 hectáreas estaba avaluado, en 2009, en más de $ 121.000, pero en el mismo año la cotización superó los $ 13 millones.

La mencionada Comisión pidió que en las indagaciones se incluyan a la exministra del Ambiente, Marcela Aguiñaga, y al exalcalde de Montecristi, Washington Arteaga.

La primera señaló, en un comunicado, que la cartera de Estado que dirigió no estuvo involucrada en la transacción. Correa reiteró que en este caso  se pagó al avalúo municipal y que si hay algún sobreprecio, la corrupción estaría en el Cabildo.    

“Si el avalúo municipal es muy alto, reclamen al municipio (de Montecristi); no le reclamen al gobierno”, señaló. El ministro de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda, contó que “la valoración que hizo el Municipio de Montecristi entró en un proceso de negociación con el dueño y al final se le pagó básicamente la mitad del avalúo; o sea se pudo negociar a la baja el precio y se consiguió un descuento porque  para el propietario era conveniente recibir el pago en ese momento”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: