Lucha contra la corrupción, meta de la Judicatura

- 29 de enero de 2019 - 10:45
Foto: Jhon Guevara / EL TELÉGRAFO

Los cinco consejeros principales y cinco suplentes del nuevo Consejo de la Judicatura (CJ), que fueron designados para un período de seis años, iniciaron sus funciones.

En ceremonia desarrollada en la Asamblea Nacional, la presidenta de la Legislatura, Elizabeth Cabezas, posesionó a María del Carmen Maldonado, Patricia Esquetini, Ruth Barreno, Fausto Murillo y Juan Morillo, como vocales principales.

Lo propio hizo con los suplentes, Álvaro Román, Jorge Moreno, Elcy Celi, Yolanda Yupangui y Jaime de Veintemilla.

En esta misma sesión, y por mandato legal, fue oficializada como presidenta del organismo de Justicia, María del Carmen Maldonado.

Los legisladores denominados correístas abandonaron la sala al momento de la posesión, a lo que las autoridades no dieron mayor importancia.

Al finalizar el acto de posesión, Maldonado desestimó las acusaciones que la vinculaban con el correísmo.

“Yo no pertenezco, ni he pertenecido, a la década nefasta de corrupción que gobernó al país. Mi visión es de trabajo, como siempre lo he hecho”, dijo al anunciar que su despacho será de puertas abiertas.

Cuatro ejes de trabajo
En declaraciones a la prensa y sin responder preguntas, Maldonado afirmó que la justicia asume un gran reto, el de cumplir con la ciudadanía.

Para ello, agregó, “tienen en mí una jurista, una catedrática que ha servido al país durante 20 años y que nunca me he servido del país”.

Explicó que el trabajo de la nueva Judicatura, conformada por los vocales titulares Fausto Murillo, Juan José Morillo, Patricia Esquetini y Ruth Barreno, tendrá cuatro ejes.

Primero, la lucha contra la corrupción. “Seremos implacables con los jueces y servidores judiciales corruptos”, advirtió.

Sobre el segundo eje, dijo que se trata del fortalecimiento institucional, a través de la evaluación y capacitación técnica, metodológica y permanente.

Como tercer punto, indicó que se trabajará por la independencia judicial, tanto interna como externa, para la que convocó a todos los actores sociales a contribuir.

Finalmente, ofreció fortalecer los mecanismos de investigación y sanción de los casos de abuso sexual de niños, adolescentes y mujeres.

“Para que nunca más estos hechos se repitan”, destacó.

Tras la ceremonia de posesión los integrantes del nuevo CJ acudieron a la sede del organismo para asumir su despacho y trascendió que mantuvieron la primera reunión, que fue reservada.

En tanto el presidente saliente del CJ Transitorio, Marcelo Merlo, acudió a la Asamblea para presentar el informe de labores. Estuvo solo sin los otros vocales.

En su exposición planteó que en el futuro el CJ no sea designado como se lo ha venido haciendo hasta ahora, con representantes de la Fiscalía, Corte Nacional de Justicia y Defensoría Pública.

Consideró que los designados son juez y parte, por lo que planteó que sean escogidos los vocales de entre la sociedad civil.

Los consejeros salientes son: Marcelo Merlo, Angélica Porras, Aquiles Rigaíl, Zobeida Aragundi y Juan Pablo Albán.

El nuevo CJ reemplaza al de transición nombrado por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio (CPCCS-T).

En el artículo 2 de la resolución -con la cual fueron designados los nuevos vocales del CJ y que fue leído en la Asamblea-, el CPCCS-T les hace un exhorto a las nuevas autoridades.

El pedido es de que, ante el clamor ciudadano, el nombrado CJ proceda a fijar los parámetros y la evaluación inmediata de los jueces y conjueces de la Corte Nacional de Justicia que se encuentran en funciones. (I)

Retos de los vocales del CJ

Cuatro son los retos que asumirá la nueva Judicatura según indicó su presidenta Maria del Carmen Maldonado:

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: