Auditoría inspeccionará los TBI

06 de octubre de 2013 - 00:00

El presidente de la República, Rafael Correa, anunció ayer, en el enlace ciudadano 342, que el Gobierno conformará una comisión internacional para que audite los 32 tratados de protección recíproca de inversiones firmados por el país, con igual número de naciones del mundo, en anteriores administraciones.

Esto porque a la larga, dichos documentos terminarían normando de manera desfavorable las relaciones entre el Estado ecuatoriano y las empresas extranjeras que hacen negocios en el país.

Durante el informe de labores, realizado desde la comunidad de Peguche (Imbabura), el Mandatario calificó a dichos instrumentos de “auténticos atracos” al país. “Son un horror, un atentado a nuestra soberanía, un atropello a los derechos humanos”, fueron algunas de las frases que usó Correa.

Y para ejemplificar aquello, el Jefe de Estado mencionó las dificultades que tienen los países firmantes, en general, y Ecuador, en particular, para utilizar esos tratados en su favor.

“Hay que agotar las instancias jurídicas nacionales antes de ir a la Corte Interamericana de Justicia. Pero esas transnacionales pueden llevar sin trámite alguno a un estado soberano con árbitros que van y vienen de las transnacionales. Todo en función del gran capital”, lamentó el gobernante.

Así mismo, el Primer Magistrado puso en duda la idoneidad y probidad de quienes son requeridos como árbitros en los casos de litigio entre los países y las compañías internacionales. “Sobre todo es un negocio. Los árbitros ganan por juicio. Ganan 200.000 dólares, 300.000 dólares por caso. Entonces, mientras más casos acepten, mejor. Jamás se van a declarar incompetentes para un caso. Y todo pagado por nuestros países, vale decir”, aseguró.

Correa calificó a los tratados de protección recíproca como “auténticos atracos” al interés del país.

La comisión auditora actuará como en su momento lo hizo una similar que se ocupó del tema de la deuda externa, tras lo que se declararon como ilegítimos varios tramos de esta.

Correa mencionó que este nuevo organismo auditor estará conformado por “un grupo de altas personalidades, con mucho prestigio a nivel regional e internacional”.

Los miembros de la entidad son: Carlos Gaviria, expresidente de la Corte Constitucional de Colombia y candidato de la izquierda colombiana a la Presidencia; Híldegard Rondón de Sansó, exmagistrada venezolana; Osvaldo Guglielmino, exprocurador argentino (2004-2010); Adrián Cornejo, asesor de Senplades; Cecilia Olivet, escritora e investigadora uruguaya con amplio conocimiento de este tipo de tratados y autora de artículos, como el titulado “Cuando la injusticia es negocio”; el argentino Alejandro Olmos, exmiembro de la comisión de auditoría de deuda; la ecuatoriana Piedad Mancero, también exintegrante de ese organismo; Javier Echaide, especialista en este tipo de tratados de inversión; y Alberto Arroyo, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana de México.

Correa quiso anticiparse a las conclusiones que entregue el grupo colegiado, pero espera que los descubrimientos en este caso sean más fuertes que en el tema de la deuda. Y en base de este informe, el Gobierno decidirá, advirtió.

Entre tanto, el Presidente también dejó entrever la posibilidad de continuar las negociaciones comerciales con la Unión Europea (UE).

Esto luego de que se hubiese confirmado -anunció- que el tratado que se logre puede diferir del firmado por el grupo con Colombia y Perú de manera previa.

Correa invita a comprobar el daño de Texaco

El presidente Rafael Correa criticó la actitud de periodistas y políticos, quienes con sus declaraciones parecen tomar partido por la petrolera Chevron-Texaco en su intento de desprestigiar al país.

Al respecto, el Mandatario hizo escuchar una entrevista de Gonzalo Rosero en Radio Democracia al exsindicalista petrolero Henry Llanes y del ejecutivo petrolero Jorge Pareja Cucalón, donde estos últimos ponen en duda la veracidad de las pruebas exhibidas por el régimen en la campaña “La mano sucia de Chevron”.

Y por ello pidió a su equipo que organice un viaje a la zona del daño ecológico causado por la petrolera e inviten a él y a periodistas de medios tradicionales.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: