Un millennial chapado a la antigua captó el electorado en Manta

- 09 de abril de 2019 - 00:00
Fotos: Rodolfo Párraga / EL TELÉGRAFO

Los seguidores del nuevo Alcalde del puerto manabita creen que tiene perfil para ser en el futuro un presidente del país. Las plataformas digitales lo catapultaron en los comicios.

Un millennial alborotó el mapa electoral de Manta en las últimas elecciones. Quizás, sin reconocerlo. Agustín Intriago, con el movimiento local Mejor Ciudad, se convirtió en la voz de las nuevas generaciones.    

A sus 34 años entendió los gustos de su generación y puso sobre la mesa sus anhelos, como la necesidad de cuidar el medio ambiente y ampliar la atención de las mascotas. Además, puso sobre el tapete la dificultad que tienen los jóvenes para encontrar un empleo digno. Dijo que tenía la receta mágica para generar 15.000 empleos. 

El segmento juvenil es el más grande del cantón. Según el último censo (2001) del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), de las 192.322 personas que tiene Manta, el 42,3% son jóvenes, menores de 20 años.

 Agustín junto a su equipo de trabajo estudió esas proyecciones y, con esa base, armó su propuesta de campaña en varias plataformas digitales.  

Hizo una página web para que lo conocieran; activó Twitter y Facebook, contestó las inquietudes de la gente, y se presentó a todos los debates en radio y televisión.   

En esos espacios, a diferencia de una parte de los 12 rivales, no se encasilló en discusiones políticas tradicionales. Más bien, fue claro en sus intenciones al frente del Municipio.  

La mayor parte del tiempo, en los debates, así como en sus apariciones en los medios, vendió su imagen de ser un rostro nuevo en la política. “Mucho ojo con la misma gente, con los mismos apellidos”, reiteraba. 

Contestó a sus adversarios cuando era necesario, especialmente cuando lo acusaron de estar con una supuesta glosa de Contraloría por la construcción del Mall del Pacífico, por sus gestiones en su paso por la concejalía.

Esa y otras acusaciones, algunas por su juventud, no sacaron de foco a Intriago quien alcanzó esa dignidad con un respaldo popular de 62.483 votos (41,68%). 

Además, Intriago usó las viejas herramientas de la política, como recorridos puerta a puerta por los barrios y recorridos ciudadanos.   

En esas estrategias tiene su experiencia, porque así lo hizo para lograr el apoyo de sus compañeros en alguna contienda electoral en su etapa como estudiante.

Sus familiares señalan que desde “pelado” estuvo interesado en la política. Sus amigos de la secundaria y de la universidad lo reconocen por su participación activa en las elecciones internas.

“Tiene un liderazgo natural y poder de convencimiento”, dice uno de sus colegas que prefiere no ser identificado.

Pero no todo es color de rosa para el incipiente político. En estos pocos años ya ha mutado en su ideología.

Fue candidato a la Asamblea en 2017 por Avanza, pero perdió. Él era el director de Manta de ese partido.

La crisis de Avanza provocó que Intriago se alejara. Por eso, para la contienda electoral  del 24 de marzo participó con el movimiento Mejor Ciudad. 

También cambió su tendencia ideológica. De adolescente se consideraba de izquierda; ahora, con su victoria, su pensamiento se enfrasca en la socialdemocracia.

Esa transformación, según Víctor Traverso, exalcalde de la ciudad y uno de los candidatos perdedores, es perniciosa porque no permite descubrir quién es Intriago.

A pesar de ello, colegas del abogado como Vitaliana Zambrano, consideran que Intriago, por su liderazgo y visión, tiene el perfil para ser un futuro presidenciable del Ecuador. 

“Hace años le dije que tenía el perfil para eso. Lo importante es que haga un trabajo digno en la Municipalidad”, cuenta Zambrano. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: