Siete clubes animan la liga de básquet adaptado 2018

- 16 de abril de 2018 - 00:00
Foto: Cortesía Fedepdif

Alrededor de 70 jugadores de siete clubes disputaron el reciente fin de semana la primera de tres fases de la Liga Ecuatoriana de Baloncesto Masculino en Sillas de Ruedas. Los cotejos se realizaron en el coliseo de la Universidad Nacional de Chimborazo (Unach), donde también se efectuó el acto inaugural.

El viernes se colocaron las camisetas de sus equipos, representando además a las provincias de donde provienen: Azuay, Chimborazo, Pichincha (dos elencos), Santa Elena, Santo Domingo de los Tsáchilas y Tungurahua.

Este torneo tiene 10 años de historia, pero no se lo hizo ininterrumpidamente debido a la falta de presupuesto; en 2016 y 2017 no se lo organizó.

“Ahora tenemos el apoyo de varias instituciones, entre ellas el Municipio de Riobamba, para seguir con este evento en el que se demuestra la entereza de sus jugadores”, mencionó Yolima Páiz, directora técnica metodológica de la Federación Ecuatoriana de Deportes para Personas con Discapacidad Física (Fedepdif).

Los participantes deben sacar tiempo de sus trabajos para las prácticas. “Nuestra forma de entrenar es difícil, pero podemos hacer cualquier cosa que nos propongamos”, dijo Leonel Reyes, de Águilas del Sur de Quito.

El torneo contó con dos grupos, en el A estuvieron Discapacitados del Azuay, Águilas del Sur (Pichincha), Dispol (Pichincha) y Los Andes (Chimborazo). El grupo B constó de Tungurahua, Fortalezas sobre Ruedas (Santa Elena) y Sin Paro (Santo Domingo de los Tsáchilas).

El viernes, Discapacitados del Azuay doblegó 38-9 a Dispol, Sin Paro 34-16 a Tungurahua y Los Andes 36-28 a Águilas. El sábado, Tungurahua superó 29-17 a Fortalezas, Águilas 36-7 a Dispol, Los Andes 29-23 a Discapacitados del Azuay y Sin Paro 36-15 a Fortalezas.

Páiz explicó que de este certamen se elegirán 20 elementos para la preselección nacional como proceso selectivo de cara a competir en justas internacionales. La segunda fase se cumplirá en junio, en Penipe, y la etapa final en agosto, en Quito.

Los gastos de la primera fase fueron costeados por el Municipio de Riobamba, que aportó $ 5.000, y el Ministerio del Deporte, que contribuyó con $ 3.000. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: