Rogers esperó 10 años para ganar una etapa

- 23 de julio de 2014 - 00:00

El australiano Michael Rogers (Tinkoff) ganó ayer la etapa 16 del Tour de Francia en Luchon tras una larga escapada de un grupo grande de corredores que llegó disperso a la meta. El italiano Vicenzo Nibali (Astana) mantiene el maillot amarillo de líder de la general en el primero de los tres días que el pelotón recorrerá los Pirineos y en la jornada más larga de la ronda que contempla 237,5 kilómetros.

Para la victoria de etapa, Rogers se distanció de sus últimos compañeros de fuga cuando faltaban menos de cuatro kilómetros para la meta. El francés Thomas Voeckler, que ganó dos veces en Luchon, ha sido segundo, a unos segundos de Rogers y por delante de un pequeño grupo perseguidor.

Con 34 años, Rogers ha tenido que esperar a su décima participación en el Tour para conseguir su primer triunfo de etapa, unas semanas después de sumar dos victorias parciales en el Giro.

Tres veces campeón del mundo de contrarreloj (de 2003 a 2005), el australiano ha dado a su equipo, ‘descabezado’ después de la retirada de su líder el español Alberto Contador, la segunda victoria en lo que va de Grande Boucle, tras la conseguida por el polaco Rafal Majka, el sábado, en Risoul.

El francés Romain Bardet y el estadounidense Tejay Van Garderen, que luchaban con el joven francés por estar en el podio de París el próximo domingo, se descolgaron en los últimos cinco kilómetros de la larga subida, perdiendo varios minutos en la meta con respecto al resto de aspirantes al título.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: