Las 10 cosas que no se vieron de Richard Carapaz

- 11 de junio de 2019 - 07:15
El martes 11 de junio se trasladará al Palacio de Carondelet, al Centro Histórico de Quito, para establecer un diálogo con el presidente de la República, Lenín Moreno.
John Guevara / Diario El Telégrafo

1.- Al inicio del recorrido se notó a un Richard Carapaz serio y cansado, pero con el pasar de los kilómetros y al ver a tantas personas se emocionó.

2.- En el bus de dos pisos en los que recorrió los cerca de 25 km entre el aeropuerto internacional  Mariscal Sucre y el edificio de Movistar el campeón del Giro estuvo acompañado de su esposa Tania Rosero.

3.- El trofeo, conocido como Senza Fine y que se entrega al ganador del Giro de Italia, nunca se alejó de las manos de Carapaz, quien también saludaba a los aficionados.

4.- Una de las hermanas de Carapaz, Cristina, lo recibió en el aeropuerto y fue parte de la caravana y la rueda de prensa.

5.- Debido al frío y a la lluvia, que acompañó por momentos a la caravana, Richard utilizó dos chompas de su patrocinador.

6.- Al llegar al edificio de Movistar, demoró en salir a responder las preguntas de los medios, porque fue a cambiarse de ropa, algo mojada por la lluvia en el recorrido.

7.- Una vez en la sala de prensa colocó el trofeo en una mesa pequeña y casi se cae, por lo que se asustó y la volvió a sostener antes de sentarse.

8.- El cansancio del viaje desde España y el traslado del aeropuerto hasta el edificio de Movistar no mermaron el ánimo del ciclista nacional, quien agradeció la ovación y los aplausos recibidos en el trayecto.

9.- Pidió como el mejor regalo que le podía dar el Ecuador, respeto al ciclista y a toda persona que haga deporte al aire libre en la carretera. 

10.- Al final se tomó un selfie con todos los presentes en la sala de prensa de Movistar. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: