Xxix sudamericano de levantamiento de potencia

Mirian Bustamante volvió al deporte con un gran triunfo

02 de agosto de 2014 - 00:00
Mirian Bustamante (en la prueba de banca) se retiró en 2010 para culminar sus estudios universitarios de Cultura Física en la Universidad Central de Quito. Foto: Carina Acosta.

Xxix sudamericano de levantamiento de potencia

Mirian Bustamante estuvo 4 años al margen del levantamiento de potencia. Hizo un alto a su carrera deportiva para terminar sus estudios universitarios en la Universidad Central de Quito. Hoy en día se encuentra finalizando la tesis para incorporarse como licenciada en Cultura Física, y ayer se adjudicó la medalla de oro en el XXIX Campeonato Sudamericano en Guayaquil.

“Pensé que me iba a coger como nueva el hecho de retomar la disciplina, pero la verdad es que no se ha hecho muy complicado”, confesó la halterista de Pichincha, que integra el equipo nacional femenino junto a Johanna Aguinaga, Rosa Castro, Kenia Monserrate, Vilma Ochoa, Jennifer Miranda, Reyna Ramírez, Kelly Lapierre, Carmen Pérez, Érika López, Jennifer González, Mery Játiva, Pamela Ávila, María Gándara, Ruth Gaona y Mariuxi Manzaba.

Para Mirian, el torneo que está albergando Guayaquil es clave para marcarle el camino de retorno en el levantamiento de potencia.

“Me siento con fuerzas para volver a la competencia. Incluso, desde enero hasta ahora mis pesos levantados han ido acompañados de buenos resultados”, señaló Bustamante, quien recuerda que su último título fue la segunda posición en el Panamericano de Brasil, en 2010.

Mirian, que compite en la categoría de 47 kg, se muestra feliz porque tiene, ahora, como instructora en la Concentración Deportiva de Pichincha (CDP) a Vilma Ochoa, quien actualmente tiene 5 récords mundiales en la modalidad de sentadilla.

“Más que orgullosa por tener a Vilma como profesora. Sin embargo, gran parte de mi carrera se la debo a Marco Pérez, mi instructor de años en potencia”, indicó.

Hasta el cierre de la edición, Mirian había competido en sentadilla y banca, donde levantó 137,5 kg y 70 kg, respectivamente. Solo le restaba por actuar en despegue.

En tanto su profesora, Ochoa, en la categoría de 52 kg, había podido con 197 kg en sentadilla y 97 kg en banca. Una marca baja en relación a que su récord en sentadilla es de 217,5 kg, impuesto en los Juegos Mundiales de Cali 2013.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: