“Chito” Vera prefiere fracasar luchando, que vivir como un cobarde

- 17 de julio de 2019 - 16:15
Foto: UFC

El peleador ecuatoriano de Artes Marciales Mixtas (MMA), Marlon “Chito” Vera, brindó una entrevista a Fanático Digital para contar sobre su vida, tras el éxito en la Ultimate Fighting Championship (UFC).

El deportista manabita de 26 años, viene de ganar una pelea ante el estadounidense Nohelin Hernández en la UFC 239, encuentro realizado en el T-Mobile Arena de Las Vegas, Estados Unidos, la noche del sábado 6 de julio del 2019.

Tras un reñido combate el compatriota consiguió su cuarta victoria consecutiva. El ecuatoriano consiguió este triunfo tras un fuerte golpe de rodilla y una llave de sometimiento en el segundo asalto. Durante el primer round el ecuatoriano también dominó la pelea.

Vera comentó que su apodo de “Chito” lo tiene desde pequeño, pues en su familia siempre le dijeron así. “Ese ha sido mi nombre como peleador y como persona, desde que tengo memoria me decían así”.

“Chito” se describió como un niño travieso y que se dedicaba a pelear mucho con otros niños en su natal Chone. “Era el típico niño que los abuelos que no querían tener en la casa”.

Su infancia, sobre todo en la escuela, pasaba más tiempo en la dirección que en la clase porque le gustaba mucho jugar, lo cual lo metía en problemas constantemente.

"De pequeño siempre me gustó pelear y a mis hermanos les pedía que me enseñen. Siempre tuve esa admiración por eso, si estaba en una fiesta y alguien tenía un guardaespaldas le decía que me enseñe a pelear", dijo Vera.

Cuando vio que las franquicias de peleas existían empezó a darse cuenta de que personas lo hacían como profesión y decidió buscar una academia y entrenó desde los 16 años.

“Lo que más me da temor es el fracaso, no atreverme. Si me dicen quieres pelear con esta persona en una semana de aviso y en mi mente me digo no voy a tomar la pelea porque no sé si le pueda ganar, pero si estoy preparado la tomo, por qué después me preguntaré por qué no la tomé, pero sobre todo el temor es a no intentarlo, porque prefiero mil veces fracasar dando todo de mí, que no atreverme y vivir como cobarde”, manifestó el "Chito".

Los tatuajes son unas de las pasiones del peleador manabita. Tiene cerca de 30 tatuajes entre ellos de sus hijos, Cristo o los nombres de mis padres que significan mucho para él, pero hay otras piezas que tiene plasmadas en su cuerpo solo por arte como un dragón, araña, entre otros.

Ahora, 13 días después de su victoria, “Chito” califica ese día como “algo grande para mí, fue prácticamente el evento más grande del año y para mí fue increíble ser parte de esa función en el T-Mobile Arena, una victoria siempre es un escalón para arriba, entonces hay que mantenerse enfocado, no puedo vivir de ese momento, sino de lo que viene, que es lo más importante para mí”.

Marlon Vera está a la espera de su próxima pelea en la UFC, la cual él espera que se dé entre octubre y septiembre. “La preparación va a ser en California, como hace 3 años, fuerte, con mucha dedicación, disciplina y buscando siempre mejorar”. (D)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: