La falta de competencia merma a la ‘Tri’ sub-20

- 17 de enero de 2018 - 00:00
La doctora Wendy Montiel consuela a Joselyn Espinales después de la derrota de la Tricolor ante Colombia.
Fotos: Roberto Chávez / EL TELÉGRAFO

Ecuador necesita ganarle hoy (19:15) a Paraguay y el domingo a Perú para tener opciones de clasificar al cuadrangular final por dos cupos al Mundial.

La Tricolor está golpeada. Las dos derrotas ante Argentina y Colombia en las primeras dos fechas del Campeonato Sudamericano Sub-20 dejaron al equipo nacional al borde de la eliminación, por lo que para clasificarse al cuadrangular final del torneo, Ecuador deberá ganarle hoy (19:15) a Paraguay y el domingo a Perú.

Una derrota dejará a la ‘Tri’ dejará sin ninguna posibilidad de pelear uno de los dos cupos al Mundial que se jugará en Francia. 

Por ahora, el anfitrión está sin puntos y es último en el grupo A. El viernes, la ‘Tri’ tendrá descanso.     

Paraguay, Perú, Argentina y Colombia tienen tres puntos y solo están separados en la tabla por el gol diferencia.

La tarea, de ahora en adelante, de la DT Vanessa Aráuz no solo pasa por lograr que su estrategia funcione en el campo de juego, también tendrá que levantar el estado de ánimo de unas jugadoras dolidas que la noche del lunes pasado salieron de la cancha del estadio Olímpico de Riobamba entre lágrimas, tal como ocurrió en el debut ante la Albiceleste.      

Los errores defensivos han condenado al equipo nacional. La falta de solidez en esa zona, sumado a la carencia de fútbol, ideas y de ganas, son las señales del bajo rendimiento de la selección.

Desde el punto de vista de Joselyn Espinales, volante y capitana de la Tricolor, la falta de competencia nacional e internacional afecta el rendimiento del grupo. “Los partidos han sido difíciles porque nuestros rivales tienen bastante competencia. Trataremos de pelear hasta el último encuentro”, analizó la zaguera, quien lloró desconsoladamente después de la derrota ante Argentina.    

Aráuz escogió el equipo después de observar a 854 futbolistas en 15 microciclos. Su intención era darle continuidad al mismo grupo que ganó medalla de plata en los Juegos Bolivarianos Santa Marta 2017, pero la planificación de la DT se alteró cuando el Málaga femenino de España no autorizó a Kerly Real, mediocampista ofensiva de 19 años, para disputar el torneo. Y como si no fuera poco, Nayeli Bolaños y Carmen Caicedo -titulares fijas- se lesionaron. 

Pero Aráuz no pone excusas y más bien asume la responsabilidad por las dos derrotas. “No hemos podido cumplir con la estrategia. Nada está dicho, las chicas no se rinden. Es una característica que siempre nos ha mantenido fuertes”, dijo durante la rueda de prensa posterior al partido ante Colombia.

Aráuz utilizó ayer su cuenta en la red social para postear un extenso mensaje bajo la etiqueta #RespetoalfutbolfemeninoEcuador. “En mi vida todo lo que soy hasta ahora me lo ha dado el fútbol. Carácter, lecciones de vida, paciencia, perseverancia, respeto, a no rendirse, a ser fuerte; cuando decides ser entrenador de fútbol no te advierten que serás juzgado por los resultados y que serás criticado, insultado, pero aún así seguimos entregando todo”, escribió la estratega a modo de consuelo para contrarrestar los cuestionamientos que recibió.  

La estratega Aráuz no fue la única que reaccionó en redes. Por su parte, Wendy Montiel, jefa del cuerpo médico de la selección, fue más fuerte en su cuenta de Twitter (@wndymntiel). Allí dijo sentirse decepcionada de ser ecuatoriana, “no por el resultado de ayer sino por la sarta de tonterías de un grupo de acomplejados y mediocres que han despotricado en redes sociales en contra de un grupo de niñas que han sangrado, sudado, sufrido por representar a nuestro país”. (I) et

El cuerpo técnico le dio más descanso a jugadoras
La goleada que recibió la Tricolor el lunes pasado ante Colombia (4-1) hizo que el cuerpo técnico de la Tricolor cambie el cronograma de entrenamientos. La selección tenía previsto entrenarse ayer a las 10:30 en la cancha de la Universidad Nacional de Chimborazo, pero muy temprano se decidió trasladar la práctica a las 16:00 para darles más horas de descanso a las futbolistas, de cara al partido de esta noche ante Paraguay, duelo vital en las aspiraciones  del combinado nacional.  

Pese a las lluvias y las bajas  temperaturas que en la noche alcanzan los 5 grados centígrados, aficionados al fútbol femenino han acudido hasta el estadio Olímpico de la ciudad.

“Para la inauguración del Sudamericano registramos 4.000 personas y durante los partidos 1.800, debido al aguacero del lunes (día en que jugó la selección), la mayor parte se colocó en la tribuna para protegerse, pero se ha visto el apoyo”, acotó Geovanny Puebla, miembro de la organización.

Las entradas continúan vendiéndose en la taquilla sin ningún contratiempo; las personas que acuden señalan que es una forma de estimular a las ecuatorianas y que estas se sientan respaldadas. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: