Posible recorte de fondos preocupa al sordolimpismo

- 27 de abril de 2018 - 00:00
Andrés Vázquez (i) durante su participación en las Sordolimpiadas de 2017, donde ganó la presea de plata.
Fotos: cortesía

La Federación Ecuatoriana de Deportes para Personas con Discapacidad Auditiva y de Lenguaje (Fedepdal) se pronuncia ante eliminación de ministerio del ramo.

A buscar el lado positivo de una situación adversa están acostumbradas las personas con discapacidad, entre ellas quienes conforman la Federación Ecuatoriana de Deportes para Personas con Discapacidad Auditiva y de Lenguaje (Fedepdal). Ellas ven en la fusión del Ministerio del Deporte y el Ministerio de Educación la oportunidad para proponer reformas a la Ley del Deporte que den mayor impulso a su actividad.

Uno de los principales cambios que postularán es la creación del Comité Sordolímpico Ecuatoriano, pues, como actualmente reza la Ley del Deporte, pertenecen al Comité Paralímpico Ecuatoriano (CPE).

No obstante, la Fedepdal goza de autonomía y promueve sus justas locales; en ciertas ocasiones lo hace junto con el CPE. De hecho, es filial del Comité Internacional de Deportes para Sordos (ICSD). La creación del Comité Sordolímpico Nacional formalizaría esa autonomía.

La Fedepdal evidencia un crecimiento notable, tiene tres clubes -dos de Quito y uno de Guayaquil-, pero gestiona la afiliación de tres más: dos de Portoviejo y uno de Guayaquil. Asesora también a 13 otros clubes para que obtengan personería jurídica, estos son de Loja, Pastaza, Sucumbíos, y otras más.

Es en aspectos como este donde nace la preocupación ante la inminente eliminación del Ministerio del Deporte, pues es esta matriz la que les otorga el reconocimiento legal.

Miguel Santillán, presidente de la Fedepdal, no conoce las implicaciones que tendrá la absorción del Ministerio de Educación; no sabe si esta y las demás instituciones que integran la estructura deportiva del país deban modificar sus estatutos, ya que en ellos se menciona como ente rector a la cartera sectorial.

“Pensamos que habrá más desventajas que ventajas; para las actividades físicas fue vital que el Gobierno anterior le dé al deporte su propio portafolio. Se visibilizó a los deportistas adaptados”.

La preocupación que comparten todos los organismos deportivos son los posibles recortes a los fondos que recibía el Ministerio del Deporte; escenario para el cual deben preparar soluciones. También  plantearía exoneraciones tributarias para las empresas privadas que financien los proyectos de las entidades o los exponentes.

Gabriela Valle, directora técnica metodológica de la Fedepdal, cita que el crecimiento del paralimpismo y sordolimpismo en Ecuador es notable y sería lamentable perder los espacios alcanzados. La Fedepdal, por ejemplo, nació en 2014 con 11 exponentes; ahora, exceptuando las disciplinas colectivas, tienen cerca de 80.

Seis constan en el Plan de Alto Rendimiento, el más conocido es el tenista azuayo Andrés Vázquez, quien el 28 de julio de 2017 se convirtió en el primer ecuatoriano que ha ganado una medalla sordolímpica, se adjudicó la de plata en singles; ocurrió durante los Juegos que se realizaron en Samsun (Turquía). (I)