Mo Farah gana en maratón de Chicago

- 08 de octubre de 2018 - 00:00
El atleta británico Mo Farah, al momento de cruzar la meta del maratón de Chicago; en los últimos dos kilómetros corrió prácticamente solo.
Fotos: AFP

Esta fue la tercera maratón que corrió el atleta británico. Además de quedarse con el primer lugar, estableció un nuevo récord europeo.

El británico Mo Farah se proclamó ayer ganador del Maratón de Chicago, en su tercera participación en una prueba de esta distancia, con un tiempo de 2h05m11s, consiguiendo además un nuevo récord de Europa.

El atleta británico permaneció en buena parte de la prueba con el grupo de líderes y en los tramos finales resistió a todo tipo de ataques, despachando a sus rivales con una importante ventaja en las calles empapadas por la lluvia en condiciones frescas y ventosas. “Fue increíble cruzar la línea primero. Esta es una maratón importante. Fue bueno poder competir contra el resto de los muchachos. No estaba seguro del ritmo al inicio porque las condiciones no eran buenas, pero lo hice”.

Farah, de 35 años, fue tercero este año en el Maratón de Londres, detrás del keniano Eliud Kipchoge y del etíope Tola Shura Kitata y amenaza con extender su hegemonía a la ruta.

El atleta de origen somalí, que fue campeón olímpico de 5.000 y 10.000 metros planos y triple campeón del mundo en ambas distancias, rebajó el mejor crono continental que poseía desde el 3 de diciembre pasado el noruego Sondre Nordstad Moen con 2h05m48s.

En Londres 2014 corrió la distancia en 2h08m21s y en la misma ciudad inglesa, pero este año, lo hizo en 2h06m21s.
En el prestigioso maratón de Chicago rebajó su marca en más de un minuto, con la que superó al etíope Mosinet Geremew (2h05m24s) y al japonés Suguru Osako (2h05m50s, récord nacional), que completaron el podio.

El estadounidense Galen Rupp, ganador el año pasado, se quedó descolgado en el kilómetro 30 y se tuvo que conformar en esta ocasión con la quinta plaza con 2h06m21s, tras el keniano Kenneth Kipkemoi (2h05m57s) y por delante de otro ilustre como Geoffrey Kirui.

Farah cubrió la medio maratón en 63m06s y la segunda mitad en 62m05s, lo mismo que hizo el keniano Eliud Kipchoge hace unos días cuando batió el récord mundial en Berlín. Y, como es habitual en el británico, impuso su tremenda velocidad terminal para acabar con las opciones de sus rivales, varios metros antes de la meta.

Por otro lado, en féminas, la keniana Brigid Kosgei, segunda en 2017, no tuvo rival y ganó con un magnífico crono de 2h18m35s, inalcanzable para las kenianas Roza Dereje (2h21m18s) y Shure Demise (2h22m15s), segunda y tercera, respectivamente. (D)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: