Fallece subcampeona olímpica de México'68

- 02 de diciembre de 2019 - 10:07
Conocida como la "Gacela Oriental", fue seleccionada varias veces entre los mejores atletas de Cuba y América Latina.
Foto: Cibercuba

La cubana Miguelina Cobián, subcampeona olímpica, medalla de plata en el 4x100 de los Juegos Olímpicos de México 1968, falleció el domingo 1 de diciembre de 2019 en La Habana a los 78 años.

El presidente del estatal Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder), Osvaldo Vento, escribió en su cuenta de Twitter "Dolor en #InderCuba", y destacó que Miguelina Cobián fue "la fémina más destacada en los primeros años del atletismo cubano de la Revolución".

"El luto acompaña este momento al deporte cubano a causa del fallecimiento de Miguelina Cobián Hechavarría, subcampeona olímpica y multimedallista en Juegos Mundiales Universitarios y Juegos Panamericanos", publicó la web Jit, publicación oficial del Inder.

Conocida como la "Gacela Oriental", fue seleccionada varias veces entre los mejores atletas de Cuba y América Latina y participó como integrante del equipo nacional durante nueve años, siendo campeona de los Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Cobián fue la primera atleta cubana en acceder a una final olímpica, quinta en 100 metros en Tokio 1964 y octava en México 1968, integró el relevo 4x100 que alcanzó medalla de plata en los XIX Juegos Olímpicos México 1968.

La segunda del continente
Es la segunda atleta cubana y del continente que más medallas ha obtenido en juegos regionales con catorce trofeos, ocho en Juegos Centroamericanos y del Caribe y seis en Juegos Panamericanos.

A Cobián se le considera la única velocista del área en obtener tres medallas de oro consecutivas en prueba de velocidad, en Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Su última competencia fue en 1970 en Ciudad de Panamá, donde sufrió una lesión que le impidió participar en los Juegos Panamericanos en Cali 1971 y en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972, y por ese motivo decidió retirarse de las pistas.

Tras su retiro trabajó como entrenadora de atletas escolares y juveniles en las Escuelas de Iniciación Deportivas y la Escuela Superior de Perfeccionamiento Atlético hasta su jubilación.

La velocista cubana murió en la madrugada del domingo en La Habana tras luchar contra "la enfermedad que terminó por ocasionar su deceso", según informó la Comisión Nacional de Atención a Atletas del Inder.

El velatorio tiene lugar en su domicilio de La Habana y su sepelio está previsto para este lunes 2 de diciembre de 2019  en el Panteón del Deporte Cubano, en el Cementerio de Colón. (D)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: