De las riberas del río Quevedo, a la selección ecuatoriana

- 30 de julio de 2018 - 00:16
Fotos: William Orellana / El Telégrafo

Erwin Ramírez cuenta con orgullo su infancia. Vivió en las riberas del río Quevedo, en el sector de la Tarabita junto a dos hermanos de crianza. Hoy, tras su retiro, y después de haber residido en varias ciudades del país, retornó al mismo sector, ahí vive junto a su esposa y sus cuatro hijos.

Para ayudar a su madre (Segunda Liboria Ramírez) Erwin vendió periódicos, en la calle sexta de Quevedo, lustró zapatos en la esquina de la Iglesia y ayudó a arrimar las balsas que llegaban al río. También, en esa época, comenzó a entrenar fútbol en el equipo Ciudad de Quevedo. Inicialmente fue centrocampista, pero ante la ausencia del arquero titular tuvo que ocupar ese puesto.

Pero a los 10 años su vida tuvo un giro importante. Doña Segunda viajó al Coca para mejorar sus ingresos económicos, en esa localidad abrió un comedor. En el Oriente, Erwin se dedicó a estudiar y se olvidó por un tiempo del fútbol. Hasta que Antonio Chacha –su entrenador- lo fue a buscar para que regrese a Quevedo y juegue el Interbarrial de Diario El Universo en Guayaquil.

Luego de varios años defendiendo el arco del equipo Ciudad de Quevedo, fue transferido al Deportivo Quevedo. Con 16 años debutó profesionalmente y desde ahí su carrera fue en ascenso. Formó parte de todas las selecciones nacionales juveniles y en 1991 integró el combinado absoluto que disputó la Copa América de Chile.

Tras su retiro profesional, en 2009, decidió usar parte de los ahorros de su carrera de futbolista, para abrir una salsoteca a la que llamó El Niche. Además, se dedicó a la realización de eventos musicales, en varios cantones de Los Ríos, principalmente en Ventanas.

En 2012 formó parte del cuerpo técnico del Deportivo Quevedo, pero se desvinculó. Desde el año pasado es el preparador de arqueros del FC Insutec, equipo campeón de la Segunda Categoría de Los Ríos y que este domingo inició su participación en el Zonal de Ascenso a la serie B.

Los objetivos de Erwin son claros, continuar en el FC Insutec, abrir nuevamente su salsoteca.

En los últimos meses varias personalidades de Quevedo le han aconsejado incursionar en la política y ese es un tema que en los próximos días lo definirá. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: